Caja ordenará investigar supuesto aumento de casos en centro médico

Por: Ángela Ávalos 15 octubre, 2015
La familia de Luis Daniel Méndez, alumno de Medicina que murió debido a una infección, en abril, recibió a este diario el 29 de agosto, en su casa en Heredia. En la foto, Jéssica Mora, novia de Luis Daniel (primera, izq.), Camila Méndez, sobrina de Luis, y los papás del joven, Xinia Elizondo y Walter Méndez. | JOSE DÍAZ
La familia de Luis Daniel Méndez, alumno de Medicina que murió debido a una infección, en abril, recibió a este diario el 29 de agosto, en su casa en Heredia. En la foto, Jéssica Mora, novia de Luis Daniel (primera, izq.), Camila Méndez, sobrina de Luis, y los papás del joven, Xinia Elizondo y Walter Méndez. | JOSE DÍAZ

El diputado del Partido Alianza Demócrata Cristiana (ADC), Mario Redondo, denunció tres presuntas muertes por infección con bacterias en el Hospital Max Peralta de Cartago.

Entre esos tres decesos están los de dos estudiantes de Medicina de una universidad privada. Ambos muchachos hacían su práctica como internos en el Servicio de Gineco-Obstetricia de ese hospital, según supo este medio.

La Nación intentó localizar este miércoles a algún vocero del Hospital Max Peralta, pero al cierre de edición no fue posible obtener una respuesta a la denuncia de Redondo.

Hasta este miércoles, la gerenta médica de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), María Eugenia Villalta, desconocía oficialmente de la situación denunciada por el parlamentario.

Villalta dijo no tener registro de ningún aumento de casos en ese hospital en relación con otros. Empero, se comprometió a solicitar al Área de Vigilancia Epidemiológica de la Caja una revisión en ese hospital.

En un comunicado de prensa, Redondo dijo que el número de personas infectadas en dicho centro hospitalario aumentó sustancialmente este año.

Las afirmaciones las hace con base en un informe que él solicitó a las autoridades de ese centro de salud, tras recibir más de una decena de denuncias de vecinos de esa provincia.

Los datos en poder de Redondo indican que en el primer semestre de este año, unas 385 personas se habían contagiado con algún tipo de infección en el centro de salud cartaginés.

“Según el reporte remitido por el Hospital Max Peralta, en el 2011 hubo 319 incidencias, 239 en el 2012, 274 en el 2013 y 375 en el 2014. Para junio ya habían alcanzado las 385”, menciona el comunicado, donde Mario Redondo hace pública su denuncia.

Esos datos, agrega el comunicado, motivaron al legislador a pedir a la Caja corregir las deficiencias “para frenar los disparadores de estos casos”.

“Venimos muy preocupados por este tema y por eso solicitamos información a todos los centros hospitalarios y nos llevamos una sorpresa desagradable con el Max Peralta. Es urgente que se tomen medidas”, dijo Redondo.

Cuentas. Consultado telefónicamente sobre este tema, Redondo asegura que ha recibido más de diez quejas de asegurados adscritos a ese hospital, en las cuales describen los problemas existentes para cumplir con las medidas de seguridad mínimas, con el fin de evitar los contagios.

“La población siente que existe una situación de cuidado. Estamos haciendo un llamado para que la gente que se siente afectada se comunique con nosotros y podamos empezar a hacer un inventario más claro y profundo de la situación que estamos enfrentando en esa área. Tenemos muchas denuncias más. Los pobladores tienen miedo de caer en ese hospital”, aseguró el diputado.

De acuerdo con el legislador, las principales causas de estas infecciones son: ausencia de cuartos de procedimientos en los servicios de Medicina y Cirugía; planta física colapsada, falta de cuartos de aislamientos de varios servicios y factores de riesgo como edad, inmunodepresión y enfermedades crónicas.

En setiembre, este diario localizó a Mauricio Rosas, director administrativo del Max Peralta, para que se refiriera a la muerte de los dos estudiantes.

En ese momento, Rosas afirmó que la tasa de infección en Gineco-Obstetricia es de un 2%, muy por debajo del promedio (entre un 5% y un 10%).

De acuerdo con datos de la Caja, 5.000 personas en todos los hospitales del país se infectan con algún tipo de bacteria cada año.

Entre las 20 principales, está la Clostridium difficile , que ocasionó grandes brotes en hospitales como el San Juan de Dios (San José), el Monseñor Sanabria (Puntarenas) y el mismo Max Peralta, en Cartago.