Asegura que fue suspendido 30 días por denunciar a dos colegas que cobraron a extranjera un precio 12 veces más alto

Por: Ángela Ávalos 23 marzo

El Tribunal Contencioso Administrativo anuló la suspensión de 30 días con la que el Colegio de Médicos sancionó al dermatólogo Abel Víquez Brenes, al considerar que ese órgano colegiado no cumplió con el debido proceso contra este profesional.

El fallo aparece en el expediente número 14-007446-1027-CA, y es de diciembre del año pasado.

En conferencia de prensa este jueves, Víquez sostuvo que el Tribunal le dio la razón tras un proceso de casi seis años. El conflicto comenzó con la denuncia que él interpuso ante el Colegio de Médicos contra dos colegas que, aparentemente, cobraron $4.500 a una paciente extranjera por un tratamiento 12 veces más barato.

Estos dos dermatólogos trabajaban en la clínica Dermaestetic, propiedad de Víquez, situada en el Hospital CIMA-San José, cuando sucedió el supuesto hecho.

Según Víquez, la paciente nunca fue informada del cambio de un equipo por otro más barato que realizaba el tratamiento con resultados de inferior calidad. Sin embargo, sus colegas, supuestamente, le cobraron la tarifa de la terapia más cara.

El Colegio desestimó aquella denuncia y también la que posteriormente presentó la paciente, explicó la abogada del dermatólogo, Laura Chaves.

Después de esta situación, los médicos involucrados denunciaron a Víquez ante el Colegio, por malos tratos. Esa queja dio origen a la suspensión por 30 días.

El dermatólogo llevó el caso ante el Tribunal Contencioso Administrativo, con el argumento de que no se respetó su derecho a una debida defensa. Los jueces le dieron la razón de forma unánime.

Según el jefe del Departamento Legal del Colegio de Médicos, Jimmy Meza, la suspensión contra Víquez no fue por haber hecho la denuncia contra sus colegas.

En esa oportunidad, relató Meza, se le recordó a Víquez que él no era la persona autorizada para presentar el caso, sino la paciente.

"A él se le sancionó por otra denuncia que presentaron dos médicos contra él por malos tratos. De ahí deriva la sentencia (del Tribunal Contencioso) que el Colegio no comparte", dijo Meza.

Según el representante, aunque el Colegio respeta el fallo, considera que no hubo violación al debido proceso ni al derecho de defensa. Esta, dijo, es la primera sentencia de este tipo que recibe el Colegio de Médicos por procesos disciplinarios contra sus agremiados, al menos en los últimos dos años.

Según aclaró el abogado, la denuncia contra los dermatólogos que presentó la afectada fue acogida por la Junta Directiva.

"Ella presenta la denuncia y la Junta de Gobierno, mediante una recomendación del Tribunal de Ética Médica, aprueba la recomendación de una amonestación o sanción a los médicos.

"Estos presentan un recurso de apelación ante la Asamblea del Colegio –que es el máximo órgano–, que resuelve revocar la sanción", explicó Meza, quien no supo dar más detalles sobre este caso.

Víquez, entre tanto, calificó la sentencia de "histórica" por el precedente que plantea.

"Deja en claro las graves anomalías en el Colegio de Médicos", concluyó el especialista.