Al 28 de febrero, solo se habían identificado 98 enfermos de chikunguña en todo el país

Por: Ángela Ávalos 15 marzo, 2015

La cantidad de enfermos de dengue y chikunguña se mantiene bajo control y muy por debajo de las expectativas que se tenían para esta época.

Registros del Ministerio de Salud muestran que, al 28 de febrero, solo se habían identificado 98 enfermos de chikunguña en todo el país y que un 60% de ellos eran casos importados de otros países.

En total, 39 enfermos han aparecido en comunidades de Puntarenas y Guanacaste, donde se detectó la circulación local del virus, a finales del 2014.

Personal del Ministerio de Salud no tuvo vacaciones de fin y comienzo de año para mantenerse atento ante el chikunguña. | ARCHIVO
Personal del Ministerio de Salud no tuvo vacaciones de fin y comienzo de año para mantenerse atento ante el chikunguña. | ARCHIVO

El dengue, mientras tanto, mantiene una tendencia 50% menor a la registrada para el mismo periodo del año anterior, informó María Ethel Trejos Solórzano, directora de Vigilancia de la Salud.

Hasta el 28 de febrero, Salud había registrado 725 casos: casi que el 50% de los enfermos son de Guanacaste, seguido por el Pacífico Central, con un 14%.

El año pasado, en total, se presentaron 10.943 casos de dengue y 145 de chikunguña.

Estos dos virus son transmitidos por los mismos zancudos: el Aedes aegypti y el Aedes albopictus, que se reproducen en aguas limpias estancadas.

Los síntomas de ambas enfermedades incluyen fiebre y dolor corporal, con la diferencia de que el chikunguña puede dejar como secuela cuadros de artritis reumatoidea.

Según Trejos, ambos males, y en especial el chikunguña, se han contenido gracias a toda la intervención de fin y principios de año, realizada en Puntarenas y Guanacaste.

Se esperaba que el traslado de turistas a zonas infestadas de zancudos y con transmisión local del virus, aumentara el riesgo de la infección del virus.

"En Puntarenas y Guanacaste ha habido una buena contención. Ante cada caso importado que se capta se hace inmediatamente el bloqueo para cortar la transmisión", dijo la funcionaria Trejos.

El Ministerio de Salud busca el apoyo de la Asamblea Legislativa a un proyecto que pretende multar aquellos hogares que no destruyen los criaderos de zancudos, principales focos para la transmisión de los virus.