También reclaman respuesta ágil a pedidos de pensiones del Régimen No Contributivo

Por: Irene Vizcaíno 1 octubre, 2015

Las esperas para recibir la atención médica que necesitan y el mal trato en los autobuses encabezan las denuncias que llevan los costarricenses mayores de 65 años a la Defensoria de los Habitantes.

Estos ciudadanos, denominados adultos mayores, se quejan de largas listas para poder someterse a una cirugía de reemplazo de cadera en los servicios de Ortopedia, atención en Urología o tratamiento contra catataratas en los hospitales públicos.

También señalan largos plazos para someterse a radiografías, ultrasonidos o gastroscopias, problema al que la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) hace frente desde hace muchos años con respuestas parciales.

"Se comprueba que en el sistema de gestión de citas no se ha contemplado la perspectiva etaria, ni tampoco el trato preferencial que por derecho tiene esta población", criticó la Defensoría al celebrarse el Día Internacional del Adulto Mayor, establecido hace 25 años.

La entidad también señaló las "ofensas y humillaciones" de las que son sujetos los adultos mayores cuando utilizan el transporte público, por el hecho de recibir el beneficio de no pagar la tarifa. En algunas ocasiones, incluso prefieren renunciar a ese derecho con tal de no sufrir tales abusos.

De nuevo, aquí la Defensoría hace hincapié en la falta de fiscalización por parte del Consejo de Transpor Público (CTP) para asegurar el respeto y cumplimiento con esta población.

Otra situación de frecuente queja contra la gestión en el Régimen No Contributivo de Pensiones administrado por la CCSS para el otorgamiento de ayudas a personas adultas mayores que viven en pobreza.

En el Polideportivo de Nicoya, un grupo de adultos mayores se reúne a las 07:00 a.m. para realizar ejercicios con la instructora Isabel Alvarado, de 70 años, quien siempre está dispuesta a ayudar a mejorar la salud de sus alumnos que, en su mayoría, tienen más años que ella.
En el Polideportivo de Nicoya, un grupo de adultos mayores se reúne a las 07:00 a.m. para realizar ejercicios con la instructora Isabel Alvarado, de 70 años, quien siempre está dispuesta a ayudar a mejorar la salud de sus alumnos que, en su mayoría, tienen más años que ella.

"Otro tema recurrente de queja, versa sobre los servicios dispuestos para la atención de las personas víctimas de maltrato, violencia intrafamiliar y abandono social, que resultan insuficientes dada la falta de implementación del componente contenido en la política de vejez y envejecimiento que debe orientar el fortalecimiento de los mecanismos existentes para su atención, así la administración de los hogares de ancianos, centros diurnos y las diversas

modalidades de atención de la Red de Cuido Integral de la Persona Adulta", añade la Defensoría, adscrita a la Asamblea Legislativa.

Según esa institución, urge replantear las políticas para atender estas demandas al considerar la transición demográfica del país, donde la población envejece y vive cada vez más años.

Para el año 2000, representaban el 5,5% de la población. No obstante, la Encuesta Nacional de Hogares de julio del 2014 reveló que llegaban al 13,3% del total de habitantes. Se estima que para el 2050, las personas con más de 65 años serán el 21,1% de la población.