Por: Irene Rodríguez 22 febrero, 2014

¿Cuál es la situación en los servicios de emergencias con las consultas que no califican como urgencias?

Depende mucho del nivel de atención. Por ejemplo, en un hospital como el nuestro (San Juan de Dios) puede ser un 25% o un poco más, pero en una clínica periférica supera el 80%.

”Muchas veces es un problema de demanda insatisfecha en consulta externa; otras, de gente que cuando sale de su trabajo ya encuentra el Ebáis cerrado. Por eso, algunos centros abrieron consulta extemporánea después de las 4 p. m., pero no todos cuentan con este servicio”.

¿Cuál es el principal problema que esto ocasiona al sistema de salud?

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

No deja de ser un problema. La gente que va a estos servicios no es tanto que no tiene nada, sí tiene algo, pero no es urgente y por eso no debería estar ahí.

”Hay saturación de servicios los fines de semana, lo cual es raro si nos ponemos a ver que una verdadera emergencia nunca sabe qué día de la semana es. Todo esto tiene un costo.

¿Hay algún perfil del paciente que acude más a estos servicios sin tener nada tan grave?

Es muy variable. Hay de todo; los “clientes frecuentes” de estos servicios se ven más en clínicas que en hospitales.

”En la mayoría de los casos, es por ignorancia; hace falta educación sobre el tema.

”Un paciente puede sentir un dolor muy fuerte y creer que es emergencia y no lo es. O aún peor: una mamá puede ver a su chiquito mal y sentir que la emergencia es aún mayor.

”El aprender sobre esto es fundamental, y como profesionales en la salud deberíamos preocuparnos por esto”.