Por: Ángela Ávalos 15 noviembre, 2014

La cuota que trabajadores, Estado y patronos cancelan, mes a mes, para el seguro de pensiones de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), subirá 0,5% a partir del 1.º de enero del 2015.

Ese aumento corresponde al ajuste quinquenal acordado en la última gran reforma a ese régimen de pensiones, en 2005.

Según explicó el gerente de Pensiones a. í ., de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Gustavo Picado Chacón, hace casi una década se acordó ajustar la tasa de contribución global en 0,5%, a partir del 2010 y hasta el 2035.

“Con la reforma del 2005, el objetivo era dar sostenibilidad financiera. Además de otros ajustes, se estableció que la tasa de 7,5% subiría 0,5% en los siguientes quinquenios, a partir del 1.º de enero de 2010.

”Ese día, pasó al 8%, que estará vigente hasta el 31 diciembre de 2014. Eso significa que desde 1.º de enero de 2010 hasta el 2035 se aumentará la tasa un 3%. Se pasará del 7,5% a un 10,5%”, explicó Picado.

El IVM tiene más de 1,4 millones de afiliados. | ARCHIVO
El IVM tiene más de 1,4 millones de afiliados. | ARCHIVO

El aumento del 0,5% se distribuye, en partes iguales, entre patrono, trabajadores y Estado, que aportarán, cada uno, 0,17% más. De acuerdo con los cálculos de Picado –quien también funge como gerente Financiero de la Caja–, ese 0,5% adicional representarán ¢45.000 millones más al año.

“Esta es la medida de más largo plazo que se estableció en aquella reforma”, dijo Picado.

El régimen de IVM es el segundo seguro a cargo de la Caja. El otro es el seguro de salud, que cubre los riesgos de enfermedad y maternidad.

El IVM tiene más de 1,4 millones de afiliados, casi 200.000 pensionados y más de 200.000 beneficiarios. Maneja una reserva que ronda los ¢1,7 millones de millones.

Actualmente, se realiza un estudio actuarial para determinar la situación real de este régimen. La CCSS ha ubicado entre el 2035 y el 2038 el inicio de los problemas financieros, mientras que la Superintendencia de Pensiones (Supén), dice que será en 2023.