Bebé de cinco meses fue la última víctima mortal: falleció la semana pasada en el Hospital Nacional de Niños

Por: Ángela Ávalos 20 julio
En la estación lluviosa, la atención de los niños menores de dos años debe ser cuidadosa, sobre todo en los pequeños asmáticos o muy alérgicos. Si no hay crisis, es innecesario ir al hospital, según los médicos. | ARCHIVO
En la estación lluviosa, la atención de los niños menores de dos años debe ser cuidadosa, sobre todo en los pequeños asmáticos o muy alérgicos. Si no hay crisis, es innecesario ir al hospital, según los médicos. | ARCHIVO

Cuatro bebés menores de un año fallecieron en los últimos dos meses como consecuencia del pico de infecciones respiratorias que se comenzó a registrar en mayo y que satura los servicios de salud desde entonces.

La última víctima mortal fue una niña de cinco meses de edad, cuyo deceso ocurrió la semana pasada, informó la directora del Hospital Nacional de Niños, Olga Arguedas Arguedas.

En total, en 2017 han muerto por esa misma causa seis menores.

Estos fallecimientos se produjeron en niños que tenían algún padecimiento de fondo que se vio complicado con el ataque de los virus, confirmó Arguedas.

El Hospital Nacional de Niños todavía se encuentra saturado debido al incremento en la demanda de atención médica de chiquitos afectados con diferentes virus respiratorios; principalmente, el sincitial.

Los más afectados son los menores de un año con alguna enfermedad asociada; especialmente con malformaciones congénitas (como el síndrome de Down o malformaciones cardíacas), y con padecimientos pulmonares crónicos, entre ellos el asma.

Circulación de virus respiratorios
Circulación de virus respiratorios

El Ministerio de Salud declaró alerta sanitaria por estas infecciones el 11 de julio con el fin de intensificar la vigilancia de las infecciones respiratorias y reforzar la coordinación entre los servicios de salud.

Este mal, aparte de niños pequeños, ataca a los adultos mayores.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) finalizará este viernes la campaña nacional de vacunación contra la gripe, en un esfuerzo por proteger a los enfermos crónicos de otro de los virus circulantes en estos días: la influenza.

Se prevé que en esta semana se dé un pico de casos por esa causa, el cual podría ensañarse contra diabéticos, cardiópatas, embarazadas, adultos mayores, hipertensos y enfermos pulmonares.

Las autoridades de Salud insisten en recomendar el lavado de manos como medida protectora para cortar la transmisión de los virus, y la práctica del protocolo de estornudo y tosido.

Arguedas hace un nuevo llamado para que las familias eviten llevar a sus hijos a actividades de concentración masiva; especialmente, la romería a la basílica de la Virgen de los Ángeles, en Cartago.

Este martes, en conferencia de prensa en la Caja, la directora del Hospital Nacional de Niños y la gerenta médica, María Eugenia Villalta, exhortaron a la población a no llevar a menores de 12 años a esa actividad masiva porque ahí el riesgo de contagio se multiplica varias veces.

Lávese bien las manos.
Lávese bien las manos.