Alianza proveerá mapas e imágenes en alta resolución sobre recurso hídrico

Por: Juan Fernando Lara 10 mayo

Con mapas e imágenes de alta resolución, Costa Rica comenzará a evaluar el estado y el potencial de las aguas subterráneas en otra vía para asegurar el recurso del futuro.

Para lograrlo, el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) anunció el lanzamiento para julio de un proyecto en conjunto con el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS), con el cual trabajan desde diciembre de 2015.

La idea es que los mapas e imágenes en alta resolución permitan localizar acuíferos y zonas de recarga, lo que permitiría planificar mejor el uso del líquido.

Actualmente, en el país no existen valoraciones previas a escala nacional sobre el potencial de las aguas subterráneas. Consecuentemente, tampoco hay programas de planificación de recursos hídricos ni planes de resiliencia al cambio climático.

Camino a Santa Bárbara de Santa Cruz, Guanacaste, en la finca “Los Camperos”, escasea el pasto. Según el IMN, lloverá menos este año, por lo que el MAG advierte a productores de ganado y agricultores, para optimizar pozos y guardar agua llovida. | ALVARO DUARTE
Camino a Santa Bárbara de Santa Cruz, Guanacaste, en la finca “Los Camperos”, escasea el pasto. Según el IMN, lloverá menos este año, por lo que el MAG advierte a productores de ganado y agricultores, para optimizar pozos y guardar agua llovida. | ALVARO DUARTE

"Hay mucha información sobre el tema, muy dispersa y alguna incluso escondida, por lo cual estamos tratando de reunir las voluntades de distintas instituciones", afirmó José Miguel Zeledón, encargado de la Dirección de Aguas del Minae.

El estudio, valorado en $1,4 millones, comenzaría en julio y concluiría 14 meses después. Se financiaría con fondos de la entidad.

Más precisión

El estudio combinará datos de detección remota recogidos por varios satélites propiedad del USGS –como los tipo Landsat, radares orbitales y el Shuttle Radar Misión Terreno- SRTM– con datos de campo e información sobre aguas subterráneas ya existente en el país. Esto supone la participación de varias entidades ligadas al agua.

Entre las instituciones vinculadas al tema están el Ministerio de Salud, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA), el Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento (Senara), la Universidad de Costa Rica (UCR), el Instituto Metereológico Nacional y el Instituto Geográfico Nacional.

La utilidad y alcance de los mapas basados en teledetección (se aplicará una tecnología llamada WATEX desarrollada por el USGS) permitirá contar con información como distribución espacial del agua, direcciones de flujo, condiciones confinantes del líquido y áreas de recarga.

Solo este conocimiento, recordó Zeledón, podría ahorrar tiempo y dinero al elevar la tasa de éxito de perforación en sitio al momento de explotar pozos en vez de perforaciones a base de ensayo y error. O, por ejemplo, guiar planes reguladores en distintas municipalidades sobre dónde se puede o no construir.

Otro objetivo del plan es establecer un sistema de monitoreo de las condiciones del recurso hídrico a nivel nacional.

La realización del trabajo de campo incluirá dos equipos completos con sistemas de navegación y exploración de aguas subterráneas-GENS. Este equipamiento permitirá en tiempo real caracterizar las áreas analizadas en relación con su potencial hídrico subterráneo.

Este conocimiento representaría un insumo importante para el Estado al decidir si da autorización de nuevas perforaciones o en la creación de políticas para la adecuada gestión (protección, aprovechamientos) del recurso hídrico subterráneo.

Poderoso aliado

El Servicio Geológico de EE. UU. (USGS) es una agencia dedicada a la investigación de las ciencias naturales y considerada la más grande del mundo en esta actividad por acumular la mayor cantidad de conocimiento técnicos especializado en investigaciones sobre geología, hidrología, geografía y biología.

A sus investigaciones multidisciplinarias en el campo de las aguas subterráneas se atribuye, por ejemplo, el desarrollo de algoritmos matemáticos para modelar el flujo de agua subterránea que se ha convertido en el modelo informático más ampliamente utilizado en la industria.

También ha desarrollado técnicas para identificar áreas de recarga del líquido útiles en la caracterización de

la susceptibilidad de los entornos hidrogeológicos a la contaminación y además modelos geoquímicos utilizados para mejorar las estimaciones de la dirección y la velocidad del flujo de agua subterránea y para predecir el transporte y destino de los contaminantes inorgánicos.

Incluso ha creado métodos geoespaciales y geofísicos que permiten determinar propiedades hidráulicas de

rocas fracturadas en gran parte gracias a que tiene acceso a múltiples satélites espaciales y el propio Servicio es dueño de algunos.