Costo de más de 9.000 tratamientos continúan en revisión tras cuestionaron por alzas de hasta 300%

Por: Ángela Ávalos 7 septiembre, 2016

Las nuevas tarifas mínimas de honorarios médicos todavía no entrarán a regir.

El Colegio de Médicos volvió a suspender tres meses más la aplicación de esos montos para más de 9.000 procedimientos médico-quirúrgicos, mientras continúa haciendo el análisis de las tarifas exigido por diferentes grupos; entre ellos, asociaciones de consumidores y de seguros, que se oponen al tarifario.

Según comunicó este mediodía esa entidad, en un boletín de prensa, esta tercera prórroga va del 18 de setiembre al 18 de diciembre.

La solicitud de la nueva suspensión fue planteada por la Comisión de Aranceles de ese órgano colegiado ante la Junta de Gobierno, que acepto la petición.

"Lo que buscamos es que los montos mínimos de los procedimientos médico-quirúrgicos en la medicina privada se ajusten a la proporcionalidad, sean razonables y sobre todo que correspondan a la realidad nacional.

"La implementación del tarifario será una guía para que los usuarios conozcan de antemano los montos mínimos que tiene cada uno de los procedimientos, pero también se convertirá en una herramienta para evitar la competencia desleal en el gremio médico", explicó Alexis Castillo Gutiérrez, presidente del Colegio.

El Colegio de Médicos ya comenzó a capacitar a sus agremiados para el uso de la factura electrónica. Otros profesionales del sector salud también tendrán que comenzar a usarla el próximo año.
El Colegio de Médicos ya comenzó a capacitar a sus agremiados para el uso de la factura electrónica. Otros profesionales del sector salud también tendrán que comenzar a usarla el próximo año.

Este tarifario salió publicado en el diario oficial La Gaceta el 2 de mayo anterior.

Casi inmediatamente, organizaciones de seguros, como el Instituto Nacional de Seguros (INS), la Superintendencia General de Seguros (Sugese) y la Asociación de Aseguradoras Privadas de Costa Rica, exigieron la suspensión de esta medida.

Entre otras razones, argumentaron que las tarifas experimentaron incrementos de hasta un 300%, poniendo en riesgo el acceso a servicios de medicina privada para la población de escasos recursos.

Por ejemplo, el tarifario establecía ¢108.200 como el pago mínimo de honorarios médicos por una transfusión de sangre. Esa misma cantidad se propone como tarifa para cortar y drenar un abceso.

Además, la tarifa para una remosión simple de un objeto extraño en la piel quedaba en ¢81.150, mientras que una biopsia de músculo profunda superaba los ¢405.000 solo en pagos al médico.

El Colegio se vio obligado a abrir un proceso de consulta y diálogo con organizaciones, tanto para explicar las razones del tarifario como para conocer las dudas y observaciones más importantes que hay sobre el mismo.

Según ese colegio, se ha dado audiencia a autoridades del Instituto Nacional de Seguros (INS), a la Asociación de Aseguradoras Privadas, Asociaciones Médicas, al Ministerio de Economía, al diputado Mario Redondo del Partido Alianza Demócrata Cristiana, a la Asociación de Consumidores Libres y a la Asociación de Consumidores de Costa Rica.

Estas dos últimas organizaciones manifestaron a La Nación su oposición rotunda a cualquier intento de regular el mercado mediante este tipo de medidas.

La Asociación de Consumidores Libres presentó un recurso de amparo contra el Colegio de Médicos debido al tarifario y, más recientemente, la Asociación Consumidores de Costa Rica se presentó ante ese órgano constitucional con una coadyuvancia al recurso.

Además, los diputados Mario Redondo y el libertario Otto Guevara, trabajan en un proyecto de ley para impedir a los colegios imponer tarifas mínimas.

El Colegio de Médicos informó de que las principales preocupaciones de los distintos sectores se centran en evitar que el tarifario lesione la capacidad de la población a tener acceso a los servicios médicos privados, y en hacer consultas para conocer los modelos económicos en los que se basó el Colegio para elaborar el tarifario.

"Somos muy respetuosos de las consideraciones brindadas por los representantes de cada una de las instituciones que recibimos durante este período de diálogo. Todas las inquietudes están siendo tomadas en cuenta en este proceso de análisis y pretendemos que el documento final incorpore y responda todas estas inquietudes", dijo Castillo.

En el comunicado de prensa, este colegio se comprometió "a adoptar mejoras para que el nuevo arancel cuente con montos mínimos accesibles para la población".