Entidad abrió proceso por ejercicio ilegal de la profesión y espera presentar pruebas a Ministerio Público en un mes

Por: Ángela Ávalos 14 junio
El estudio demostró que la respuesta inmunitaria de una mujer puede tener efectos nocivos en el cerebro del feto en desarrollo.
El estudio demostró que la respuesta inmunitaria de una mujer puede tener efectos nocivos en el cerebro del feto en desarrollo.

La Fiscalía del Colegio de Médicos abrió una investigación por ejercicio ilegal de la profesión contra un hombre de apellidos Gutiérrez Camacho, quien sin ser profesional en Medicina aparentemente atendió un parto domiciliar donde la madre murió tras dar a luz. Los hechos ocurrieron en Vázquez de Coronado, en enero.

"En el momento en que se recabe toda la información, la Fiscalía del Colegio la presentará ante el Ministerio Público. Esto será en un plazo no mayor a un mes", informó el presidente de aquella organización, Andrés Castillo Saborío.

Según Castillo, también se prepara un pronunciamiento oficial de ese órgano colegiado para fundamentar su oposición a los partos domiciliares.

Ese pronunciamiento –que estaría listo en dos meses– será enviado al Ministerio de Salud, a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y será dado a conocer a la opinión pública.

La Fiscalía también sigue una causa judicial contra Gutiérrez Camacho dentro de la cual ha solicitado en dos ocasiones la medida de prisión preventiva con base en el peligro de fuga, pues el hombre es de nacionalidad española.

No obstante, el Juzgado Penal del II Circuito Judicial de San José rechazó la petición. En su lugar, se le dictó impedimento de salida del país, entrega de pasaporte a la autoridad judicial y firmar una vez al mes.

Estas medidas vencen el 19 de julio, pero el órgano acusador solicitará ampliar el plazo, confirmaron los voceros de ese despacho.

"La Fiscalía apeló la resolución y ante el Tribunal volvió a solicitar la prisión preventiva, alegando peligro de fuga porque el imputado es extranjero. No obstante, ese órgano confirmó la resolución dictada por el Juzgado, y ya no existe posibilidad de una segunda apelación", informaron los encargados de prensa.

Al sospechoso se le acusa de los presuntos delitos de homicidio culposo y ejercicio ilegal de la profesión.

El caso lo dio a conocer La Nación en enero, pocos días después del fallecimiento de la mujer, que se produjo la noche del 16 de ese mes tras sufrir un shock hipovolémico, luego de dar a luz a una niña en una casa de habitación.

La Fiscalía abrió el expediente judicial 17-1550-042-PE.

"A Gutiérrez se le atribuyen hechos ocurridos entre la noche del 16 y la madrugada del 17 de enero anterior, cuando atendió un parto en una casa, en Coronado, en el cual la víctima sufrió una hemorragia, situación que el imputado habría tratado de controlar sin éxito, entre las 9 y las 11 de la noche, sin recomendar su traslado a la clínica de Coronado si no hasta pasadas las 11 p.m. Al centro médico la mujer llegó en estado grave y pocos minutos después murió", consignó la Fiscalía.

La fallecida estaba casada. Además de la bebé que tuvo, le sobrevive otra niña de cinco años.

Los partos domiciliares han cobrado auge en los últimos años, una moda a la cual se oponen las autoridades de Salud por los riesgos para la madre y el bebé.

En el país, se calcula que apenas un 1% de todos los partos (alrededor de 75.000 al año), se producen fuera de los hospitales.