Institución todavía adeuda informar de cambio en medida a los centros de salud

Por: Ángela Ávalos 27 febrero

Los centros de salud de la Caja aún obligan a los adultos mayores a renovar el carné para recibir servicios médicos, pese a que la Junta Directiva de la institución decidió suprimir ese trámite a partir del 2017.

El acuerdo lo tomaron los directores de la entidad en octubre pasado , como parte de la aprobación de la Política Institucional del Adulto Mayor.

Ese documento incluye medidas de mejora regulatoria. La principal es la eliminación del requisito de renovación del carné.

Sonia Solís Zumbado leyó esa información en la prensa. Por eso, se extrañó cuando a sus padres, de 65 y 66 años, los obligaron a cumplir con todo el proceso para renovar ese papel en la clínica Francisco Bolaños, localizada en Heredia.

Según contó Solís, ella hizo la consulta en la Contraloría de Servicios de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). Por medio de su oficina virtual, la Contraloría le informó de que el acuerdo no estaba en firme y que solo era un proyecto.

La Nación consultó a Vilma García, coordinadora nacional del Programa de Atención al Adulto Mayor, en la Caja.

En firme

La funcionaria corroboró que el acuerdo está en firme. Lo que pasa, explicó, es que existe la necesidad de hacer un lineamiento para comunicar y poner en operación la medida.

“Estamos en eso. La idea es agilizar y facilitar. Uno tarda en capacitar y educar y la información también tarda en llegar.

”El lineamiento lo estamos trabajando para asegurarnos de que no haya problemas. Esperamos que esto quede resuelto a más tardar en el primer semestre del año”, prometió García.

Todas estas medidas buscan desahogar de trámites a toda esta población.

Actualmente, un 10% de los ticos tienen 60 años o más (alrededor de 450.000 personas), pero en el 2050 las proyecciones demográficas disparan la cifra a más de un millón . Para entonces ese grupo representará cerca del 30% de la población.