Centro opera pacientes de otros hospitales del país durante las tardes para desahogar listas

Por: Ángela Ávalos 21 mayo

La Clínica Oftalmológica de la CCSS sacó a 1.000 enfermos de catarata de las listas de espera quirúrgica por medio de un programa de cirugía vespertina desarrollado en los últimos diez meses.

A esta clínica, ubicada en La Uruca, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) le aprobó, en el 2016, un plan vespertino para sacar a 2.500 pacientes de esa lista en un plazo de un año.

El monto aprobado para el pago de horas extras asciende a ¢600 millones y cubre los costos del trabajo de 11 especialistas, más el personal administrativo y de apoyo que participa en el programa.

Los pacientes operados entre julio del 2016 y abril pasado, pertenecen a diferentes hospitales de la Caja, informó la directora de la Clínica Oftalmológica, Marisela Salas Vargas, en un comunicado de prensa de la institución.

Esos hospitales son el Tony Facio de Limón, San Rafael de Alajuela y San Juan de Dios, en San José.

La catarata es una opacidad en el cristalino, un lente natural que está dentro del ojo encargado de enfocar las imágenes tanto de lejos como de cerca.

Este problema visual es la principal causa de ceguera prevenible en el país, con un 52% de los casos de ceguera, según un estudio de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Además de esta clínica, otros hospitales de la CCSS participan en las jornadas de producción quirúrgica con las cuales la Caja pretende acabar con los pacientes quirúrgicos que están esperando una operación antes del 2015.

Hospitales como el San Vicente de Paul, en Heredia, o el San Rafael de Alajuela, también están desarrollando estas jornadas desde el 2016.