Por: Ángela Ávalos 2 junio, 2015

Molesta por enterarse por medio de la prensa y la falta de oportunidad para defenderse. También, porque asegura que es la primera vez que su nombre figura en una causa penal por supuesta estafa.

Cecilia Bolaños Loría, jefa de Ortopedia del Hospital San Juan de Dios, es la funcionaria de mayor rango mencionada en la denuncia presentada ante la Fiscalía de Delitos Económicos por parte de la Auditoría Interna de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

La querella fue tramitada el pasado 10 de marzo. Según el documento, la firma de Bolaños da “recibido conforme” a facturas en las cuales la Auditoría halló anomalías al pagar insumos de osteosíntesis a la empresa Synthes Costa Rica S.C.R. Ltda.

Cecilia Bolaños es jefa de ortopedia desde 2006. | ÁNGELA ÁVALOS
Cecilia Bolaños es jefa de ortopedia desde 2006. | ÁNGELA ÁVALOS

“Me están diciendo ladrona y me lo van a tener que demostrar. No me da miedo probarlo (su inocencia). (...) Le puedo asegurar que no he tocado un solo cinco”, recalcó Bolaños.

La ortopedista sostiene que la Auditoría “en ningún momento le consultó su criterio sobre las facturas cuestionadas”.

Empírico. El manejo de las facturas en este asunto es muy complicado, dijo la jerarca.

Por las características de los procedimientos, puede ser que uno de los implementos al final no sea necesario en el paciente o se requieran más de los que se habían estimado, agregó.

Esta situación y el hecho de que un día se dieron cuenta de que no tenían copias de las facturas, los obligó, desde el 2010, a establecer un control básico en Excel. Bolaños reconoce que se hizo “de forma empírica”, para controles también empíricos.

Sin embargo, este sistema es el que sirve de base para el registro de las compras por consignación para Ortopedia en la CCSS, explicó la funcionaria.

“Yo inventaba controles, pero usted sigue siendo médico. Nadie en la Caja nunca nos explicó los controles establecidos para cada contrato (con Synthes). (...) Yo traté de evitar (anomalías), pero yo no tenía la capacidad de agarrar, factura por factura, radiografía por radiografía...”, manifestó.