Servicios de hospitalización obtienen un 89 y los de consulta externa un 87

Por: Ángela Ávalos 7 febrero

Los servicios de consulta externa y hospitalización de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) fueron calificados como satisfactorios y muy satisfactorios en una encuesta realizada por la misma institución entre 19.000 asegurados.

La consulta externa, en donde encuestaron a 15.685 usuarios, fue calificada con un 87.

19.000 consultas
19.000 consultas

Los servicios de internamiento recibieron un 89 de parte de 3.317 personas consultadas, según los datos dados a conocer este martes.

El estudio fue realizado en el 2015 pero no es sino hasta ahora que trascienden los resultados, que ya fueron distribuidos entre los diferentes hospitales y Ebáis para que realicen los planes de mejora.

Según informó la institución, entre el 2012 y 2013 se realizó una primera encuesta de satisfacción, con metodología diferente a esta última.

Las notas subieron entre ambos estudios: en consulta el incremento fue de tres puntos porcentuales y en hospitalización de casi cuatro.

Ana Patricia Salas Chacón, directora de la Dirección de Contralorías de la CCSS, confirmó que la próxima encuesta será realizada por un órgano externo a la Caja.

Esto, explicó, con el fin de cumplir con los requerimientos que solicita el Banco Mundial como parte de un préstamo de $420 millones que giró a la institución.

De las 132 unidades evaluadas en esta ocasión, cinco estuvieron por debajo del rango de satisfactorio, con notas menores a 77.

Ese grupo incluye los hospitales Calderón Guardia (con una nota 78), Max Peralta (Cartago, con 77), Tony Facio (Limón, 77), Tomás Casas (Osa, 74), y la Clínica Solón Núñez, en Hatillo (77).

Tanto para la consulta como para hospitalización, se revisaron aspectos como empatía, capacidad de respuesta, seguridad y confianza en los servicios.

Estos datos trascienden en momentos en que hay una crisis en los servicios de Emergencias, con hospitales colapsados en Alajuela y San José, y cuando la institución ha reconocido que está haciendo esfuerzos por cerrar la brecha en infraestructura que mantienen a hospitales como el Calderón y el San Juan esperando torres de atención quirúrgica desde hace varios años.

La CCSS también enfrenta cuestionamientos por el manejo de las listas de espera, sobre cuyos números no hay mayor certeza porque sus autoridades también han admitido la falta de bases de datos centralizadas que permitan tener cifras confiables.

Satisfactorios. Los resultados generales para la consulta externa muestran áreas que aún hay que fortalecer, como la infraestructura y los servicios sanitarios, donde los asegurados plantearon las principales observaciones.

La dificultad en el acceso para personas con discapacidad en los baños así como la falta de insumos como toallas, papel higiénico y jabón, llevaron a los asegurados a calificar esas áreas con un 78 y un 75, respectivamente.

Casi 100.000 personas han sido hospitalizadas en el Hospital Geriátrico desde su creación. Los internamientos ahí son prolongados. En áreas como Psiquiatría, los pacientes suelen pasar más de un mes mientras su condición se estabiliza. El internamiento incluye el uso de implementos especiales para prevenir o tratar las úlceras por presión que se forman por estar mucho tiempo encamado. En la foto, Gladys González Elizondo.
Casi 100.000 personas han sido hospitalizadas en el Hospital Geriátrico desde su creación. Los internamientos ahí son prolongados. En áreas como Psiquiatría, los pacientes suelen pasar más de un mes mientras su condición se estabiliza. El internamiento incluye el uso de implementos especiales para prevenir o tratar las úlceras por presión que se forman por estar mucho tiempo encamado. En la foto, Gladys González Elizondo.

Sin embargo, aspectos como la disponibilidad del expediente médico y la solución al problema médico que se consultó recibieron notas altas: 93 y 90, respectivamente.

Los tres establecimientos que encabezan la lista con las mejores notas en consulta externa fueron el Área de Salud de San Rafael de Puntarenas, con 98; el Área de Salud de Buenos Aires, con un 95 y el Hospital Max Terán, de Quepos, con 94.

En el área de hospitalización, aspectos como señalización, limpieza y privacidad recibieron buena nota: un 92, calificación que se encuentra dentro del rango de muy satisfactorio.

La cortesía, la amabilidad y el respeto del personal recibieron un 93.

Los centros que mejor nota obtuvieron por sus servicios de internamiento fueron el Hospital de Los Chiles y el Nacional de Geriatría, con 94, y el Tomás Casas, de Osa, con un 92.

El gerente administrativo de la Caja, Rónald Lacayo, dice que la mejora que se ha venido dando en los servicios coincide con la aprobación de la Política de Buen Trato promovida por la institución desde 2013.

Esta política se trabaja en paralelo con acciones dirigidas a la simplificación de trámites y la mejora regulatoria en la Caja, dijo Lacayo.

La institución informó de que aumentará el número de Contralorías de Servicio en los hospitales, que subirán a 76 a partir de este año.