Entidad activó sistema de compra de emergencia para evitar desabastecimiento

 14 enero, 2014

La gerencia de logística de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) retiró de sus farmacias la ifosfamida, un medicamento utilizado en quimioterapia para frenar la progresión de varios tipos de cáncer.

Según un comunicado de prensa de la CCSS, el retiro surge tras una recomendación del fabricante al considerar que es posible que haya fallado la estabilidad o capacidad del medicamento luego de que se detectara un cambio de color.

A la vez, la CCSS activó el sistema de compra de emergencia institucional para adquirir dicho fármaco.

El fabricante Seven Pharma, de la India, programó el reemplazo para fin de este mes.

Los japoneses podrán adquirir por $100 una prueba que les ayudará a identificar si están en riesgo de padecer 11 tipos de cáncer.
Los japoneses podrán adquirir por $100 una prueba que les ayudará a identificar si están en riesgo de padecer 11 tipos de cáncer.

El lote que presentó problemas tenía un mes de haberse distribuido. Ya había pasado todas las pruebas de control de calidad. Sin embargo, el medicamento cambió de incoloro a un tono amarillo.

Cuando se dé esta entrega, el nuevo lote deberá pasar las pruebas de calidad antes de ser distribuido en las farmacias institucionales.

Mientras tanto, la institución aseguradora activó el sistema de compra de emergencia para acortar el riesgo de desabastecimiento.

Este martes se completará el proceso de compra de 180 frascos a un proveedor y se concretará otra adquisión a otro proveedor institucional, cuyo plazo de entrega es de diez días. Ese medicamento es el tercero de los que más se usan en los hospitales de la Caja y en promedio se gastan 385 frascos por mes.

Dinorah Garro Herrera, gerente de logística, explica en el comunicado de prensa que el problema que sucedió no se debe ni a la planificación ni a la falta de controles de calidad de la Caja, sino a la "estabilidad del producto" luego de la distribución, algo que no es frecuente.

La gerencia de logística, ante el aviso del cambio en la coloración emitido por el Hospital México, efectuó el proceso de verificación y luego activó el plan de contingencia en procura dar apoyo a los enfermos en tratamiento a través de las compras de emergencia.

"Esperamos que el impacto sea el mínimo posible”, declaró la gerente.

La CCSS tiene medicamentos sustitutos para pacientes que no hayan empezado ciclos de quimioterapia.

Los médicos oncólogos decidirán, en cada caso particular, si el paciente en tratamiento deberá recomenzar el ciclo de quimioterapia o continuarlo con otra programación, en caso de que el medicamento no esté disponible el día que le corresponde la terapia según el plan original.

Durante el 2012, un total de 3.252 pacientes usaron este fármaco en sus tratamientos para, al menos, ocho tipos de cáncer, entre ellos el cáncer de vesícula, cabeza y cuello, cáncer de cuello uterino y cáncer testicular.