Solo dos de cada diez casos necesitaron hospitalización

Por: Ángela Ávalos 23 agosto
En la Clínica Integrada de Tibás, la demanda por la vacuna contra la gripe se disparó en los últimos días. Vilma Malespín, directora de Enfermería de esa clínica, informó de que la CCSS amplió al 21 de julio el periodo para vacunarse. Angelina Rodríguez, de 11 años, fue una de las personas que acudió a Tibás.
En la Clínica Integrada de Tibás, la demanda por la vacuna contra la gripe se disparó en los últimos días. Vilma Malespín, directora de Enfermería de esa clínica, informó de que la CCSS amplió al 21 de julio el periodo para vacunarse. Angelina Rodríguez, de 11 años, fue una de las personas que acudió a Tibás.

Entre enero y el 29 de julio de este año, hospitales y clínicas de la CCSS atendieron más de un millón de casos de infecciones respiratorias atribuidas al ataque de diferentes virus, principalmente influenza.

La información, que corresponde a datos obtenidos hasta la semana epidemiológica 30 –que acabó el 29 de julio–, revela que ocho de cada diez reportes se asocian con personas que no necesitaron hospitalización (ambulatorios).

Solo en esa última semana, se notificaron 25.649 consultas por problemas respiratorios, informó la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Xiomara Badilla, jefa de la Subárea de Vigilancia Epidemiológica de la Caja, explicó que a finales de julio se notificaron 22.647 consultas por todas las causas, de las cuales un 12% fueron por infecciones respiratorias altas, (IRA), y un 0,5% tuvieron con ver con enfermedad tipo influenza, (ETI).

Los datos provienen de los establecimientos de salud que monitorean el comportamiento de los virus respiratorios en el territorio nacional, conocidos como centros centinela.

El país se encuentra en estos momentos en la 'temporada alta' de virus respiratorios.

A mediados de julio, el Ministerio de Salud declaró alerta sanitaria por la circulación del virus respiratorio sincitial, que afecta sobre todo a menores de un año.

Solo el Hospital Nacional de Niños reportó la muerte de cuatro bebés entre junio y julio debido a estas infecciones.

Previendo un aumento de enfermos, sobre todo, de complejidad, la Caja realizó una campaña nacional de vacunación para prevenir que resultan afectados personas de los grupos de riesgo, como diabéticos o embarazadas.

Se logró vacunar a un 93% de la población meta, aunque grupos como los cardiópatas y diabéticos registraron las más bajas coberturas (34% y 62%, respectivamente).

Xiomara Badilla hizo un nuevo llamado para que la población refuerce las medidas que corten la transmisión de estos virus.

El lavado correcto y frecuente de manos, así como la práctica del protocolo del estornudo y el tosido, son las más importantes.

Badilla recomendó fortalecer la higiene de las sodas y servicios sanitarios que se localizan en los centros de trabajo y de estudio, dotándolos de jabón y toallas desechables para reducir la posibilidad de transmisión de las infecciones.

Solicitó, además, evitar compartir alimentos con el mismo envase o pajilla a fin de evitar la transmisión de virus y bacterias.

Lávese bien las manos.
Lávese bien las manos.