Salud está a cargo del sorteo de cupos para hacer el servicio social obligatorio

Por: Ángela Ávalos 8 enero, 2015
En el Hospital de Limón, el área de Ginecología y Obstetricia es de las más críticas, tanto que deben enviar pacientes a dar a luz a San José. El ginecólogo José Felipe Sagot y la enfermera Kennibeth Hughes lidian diariamente con el exceso de enfermos. | ARCHIVO/ALBERT MARÍN
En el Hospital de Limón, el área de Ginecología y Obstetricia es de las más críticas, tanto que deben enviar pacientes a dar a luz a San José. El ginecólogo José Felipe Sagot y la enfermera Kennibeth Hughes lidian diariamente con el exceso de enfermos. | ARCHIVO/ALBERT MARÍN

El 62% de los nuevos médicos especialistas, quienes finalizarán sus estudios este año, serían enviados a hospitales rurales, en un intento por desahogar las listas de espera.

Esa es la intención de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) en la propuesta de distribución de plazas que remitió al Ministerio de Salud.

Hospitales como el Tony Facio de Limón y el de Guápiles, así como las áreas de salud de Nicoya, Hojancha, Carrillo y Parrita, serían beneficiados.

En total, son 203 plazas en 46 especialidades, incluidas 6 de psicólogos clínicos y 4 de odontólogos avanzados, según un documento facilitado por la Gerencia Médica por solicitud de La Nación. Esa cantidad es un 26% mayor a la disponible el 2014.

Un 10% de esas plazas corresponde a la especialidad de Anestesiología (20 doctores), una de las áreas en donde más hacen falta especialistas.

Intenciones. La gerenta médica de la Caja de Seguro, María Eugenia Villalta, explicó que para realizar esa propuesta tomaron en cuenta la capacidad instalada de los centros, el perfil epidemiológico de la zona y la sustitución de personal que se jubila, entre otros aspectos.

Lo que se persigue es reforzar las diferentes redes para disminuir las listas de espera y desahogar los hospitales nacionales y especializados.

Hasta finales del 2014, las listas ascendían a 118.000 personas aguardando una cita con especialista y a 160.000 en espera de una operación.

Un ejemplo de lo que se quiere hacer en esa vía es el Hospital Tony Facio, de Limón, donde faltan ginecoobstetras. En principio, ahí se destinarán tres especialistas en esa área para reforzar un servicio que entra en crisis con cada temporada alta de nacimientos.

Otro ejemplo está en el Hospital de Quepos, adonde se mandará un emergenciólogo para fortalecer la atención de pacientes de la Región Brunca. Así, no sería necesario trasladar a los pacientes hasta el Escalante Pradilla, en San Isidro de Pérez Zeledón o hasta el San Juan de Dios, en San José.

Espera. Pero todo este plan de distribución depende ahora del Ministerio de Salud. A diferencia de años anteriores, cuando la CCSS negociaba directamente con los residentes, este año toca hacer sorteo de plazas porque, por primera vez, los médicos especialistas que se gradúen deben hacer servicio social obligatorio.

En la página web del Ministerio, esa rifa está programada para la semana del 26 de enero.

Sin embargo, a estas alturas aún no hay claridad sobre las condiciones en que los nuevos profesionales cumplirán con esa obligación, dijo el presidente de la Unión Médica Nacional, Edwin Solano.

Este sindicato ha solicitado reuniones a las autoridades de Salud, que hasta ahora no les han contestado. Se intentó conversar con César Gamboa, responsable del tema en el Ministerio de Salud, aunque no fue posible localizarlo ayer.

Lo cierto es que las necesidades de especialistas en los hospitales son muchas.

Juan Ugalde, subdirector del Hospital México, dijo que ahí requieren, al menos, dos ginecoobstetras para el Servicio de Emergencias. Pero la propuesta de plazas de la Gerencia Médica no lo incluye para este año.

“Somos el único hospital sin ginecoobstetra en emergencias. Eso lo estamos solicitando desde mitad del año pasado”, agregó.

El director del Hospital Monseñor Sanabria, en Puntarenas, Randall Álvarez, dijo que los dos ortopedistas que enviaría la CCSS son urgentes. La Caja planea dar un anestesiólogo.

“Confiamos en el buen juicio de la Gerencia para que se nos asigne de forma prioritaria lo que necesitamos también de forma prioritaria”, comentó Álvarez.

Francisco Pérez, del Hospital San Rafael de Alajuela, adonde la CCSS planea despachar a 12 especialistas, pide que también la institución les asegure las condiciones para que esos médicos trabajen un segundo turno.

“La única manera de impactar las listas de espera es empezar a utilizar la infraestructura ociosa después de las 3 p. m.”, insiste Francisco Pérez.