Mensaje tendrá lugar, horarios y fechas de retiro

Por: Irene Rodríguez 29 octubre, 2013

A partir de este lunes, los usuarios que deban retirar medicamentos en la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) recibirán un mensaje de texto que les recordará el lugar, horarios y fecha en que puede retirarse.

La campaña comenzará en la Clínica Carlos Durán, que es la que en el país tiene un nivel más alto de no retiro de fármacos. En este lugar no se retira el 8,5% de los fármacos, mientras que a nivel nacional se queda el 0,8% de los fármacos.

"La Clínica tiene un sistema de preparación anticipada de medicamentos, esto quiere decir que en la primer consulta a los pacientes crónicos se les dan los medicamentos y después de esa fecha, tienen un día fijo al mes para retirarlos, por lo que las farmacias ya tienen listos los medicamentos para que la gente los retire. Esto se hace para agilizar y darle mayor comodidad a la gente, pero también hace que a la gente se le olvide más", comentó Cristina Vázquez, directora de la Clínica Carlos Durán.

 Campañas anteriores lograron bajar porcentaje de no retiro de un 8% a un 0,8% en dos años

Esteban Vega, coordinador de farmacia de la CCSS comentó que esta campaña se extenderá luego por los hospitales que también tienen preparación anticipada, como el Hospital San Vicente de Paúl en Heredia, el Hospital Nacional de Geriatría Raúl Blanco Cervantes, y el área de Salud de Heredia-Cubujuquí.

"La idea es que los Ebáis comiencen con este sistema de preparación anticipada y con ello se les comiencen a enviar mensajes de texto a los pacientes. Estos mensajes de envían con apoyo del expendiente digital único en salud (EDUS)", manifestó Vega.

Preocupación. Los medicamentos que menos se retiran son los que sirven para controlar la presión y la diabetes, los diuréticos, los antibióticos, los analgésicos y los antiinflamatorios.

"Los que más preocupan son los pacientes crónicos. Un paciente que no tome su medicina para la presión va a descompensarse, y esto podría llevarlo a llegar a Emergencias en un hospital, internarse y perder calidad de vida", comentó María Eugenia Villalta, gerente médica de la CCSS.

"Muchos de ellos son personas mayores a las que se les olvidan las cosas, por eso pedimos un número de teléfono que puede ser el de ellos o el de un cuidador para estarles recordando", añadió.
Ileana Balmaceda, presidenta ejecutiva de la CCSS, confirmó que se desconocen los costos de esta práctica.

Funcionarios del Hospital México laborando en el área de despacho de medicinas de la farmacia. Las medicinas son un ejemplo de las compras que realiza el sector público al privado. | ALBERT MARÍN/Archivo
Funcionarios del Hospital México laborando en el área de despacho de medicinas de la farmacia. Las medicinas son un ejemplo de las compras que realiza el sector público al privado. | ALBERT MARÍN/Archivo

"El dinero por el medicamento no se pierde, porque si no se retira después le sirve a otro paciente, lo malo es el tiempo profesional que técnicos de farmacia y farmacéuticos invierten, además de los costos de hospitalización que puedan tener las personas si llegan a hospitalizarse por no tomar los medicamentos", comentó Balmaceda.

Esta no es la primer campaña de este tipo. El año pasado se comenzó con otra que buscaba orientar a los pacientes para tomarse todo el tratamiento. Con esto, los niveles de no retiro pasaron de 8% en 2011 a un 0,8% en 2013.

Los mensajes de texto también han funcionado para recordar citas médicas. Gabriela Murillo, gerente de infraestructura de la CCSS confirmó que con este sistema el ausentismo a citas médicas se redujo en un 25%.