Pedirán la participación de todas las instituciones públicas

Por: Patricia Recio 23 agosto, 2013

La Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), programó para el próximo 30 de agosto su quinta movilización nacional contra el dengue.

La actividad tiene como fin, reforzar e intensificar todas las acciones que se vienen emprendiendo en contra del Aedes aegypti.

Mediante un comunicado, la presidenta de la Caja, Ileana Balmaceda indicó que en esta ocasión se le está pidiendo a todas las instituciones el desarrollo de iniciativas para combatir el mosquito que transmite el virus.

Se hará especial énfasis en la eliminación de aguas estancadas, para lo cual piden la revisión "minuciosa" de toda la infraestructura institucional, incluido los terrenos donde se encuentran los edificios.

Para esto contarán con el apoyo de grupos voluntarios como Ciudadanos de Oro y estudiantes de universidades.

Asimismo, se cuenta con la participación de las 135 Juntas de Salud existentes en los establecimientos institucionales, para establecer en cada comunidad un grupo de trabajo con otros actores sociales que enfrenten el dengue.

Para el día de la movilización, se realizará una gran jornada de reciclaje de objetos que acumulen agua tales como: botellas de plástico, latas, llantas, baldes, entre otros. Esta acción se desarrollará el 30 de agosto de 8 a.m. a 1 p.m. en el bulevar de la Avenida Cuarta, que se localiza entre los edificios centrales de la CCSS y el parque de Las Garantías Sociales.

El Ministerio de Salud, la CCSS y la empresa privada suelen hacer campañas para recolección de llantas viejas, las cuales sirven de criaderos del mosquito que transmite el dengue.
El Ministerio de Salud, la CCSS y la empresa privada suelen hacer campañas para recolección de llantas viejas, las cuales sirven de criaderos del mosquito que transmite el dengue.

La CCSS anunció que se están reforzando las partidas presupuestarias en las áreas de Salud de Parrita, Orotina, Paquera Cóbano y el Hospital Nacional de Niños para atender las necesidades de los pacientes que llegan a los servicios médicos de la Institución.

El monto presupuestado para estos fines es de ¢97.8 millones que se usarán específicamente para fortalecer el diagnóstico por medio de pruebas de laboratorio.