Persona recibiría puntaje según riesgo de complicaciones y su situación social

Por: Ángela Ávalos 9 octubre, 2014
En el Hospital San Rafael, de Alajuela, empezarán a operar este mes a pacientes quirúrgicos considerados de prioridad alta y media. | GRACIELA SOLÍS
En el Hospital San Rafael, de Alajuela, empezarán a operar este mes a pacientes quirúrgicos considerados de prioridad alta y media. | GRACIELA SOLÍS

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) comenzaría a ordenar las listas de espera en cirugía partiendo del nivel de urgencia del enfermo.

Para esto, tomaría en cuenta la complejidad de la enfermedad que padece, los episodios previos de dolor, la limitación que sufra en las actividades cotidianas y laborales, y si tiene o no personas dependientes.

Cada uno de esos criterios –que mezclan variables médicas y socioeconómicas– tiene un puntaje. La nota final clasificará al paciente en una categoría de alta, mediana o baja prioridad.

Aunque los plazos aún no están totalmente definidos, en principio se habla de que un paciente de alta prioridad debería ser operado en un plazo no mayor a los seis meses.

Los de mediana prioridad esperarían entre seis meses y un año para ser intervenidos, y los de baja prioridad 12 meses o más.

Este sistema sustituiría, progresivamente, el que funciona hasta ahora, basado en un criterio cronológico: primero en entrar en la lista, primero en ser operado.

La gerente médica de la Caja, María Eugenia Villalta Bonilla, explicó que lo que se busca es atender primero a quien más lo necesita y obtenga con ello mayor beneficio.

“Desde abril del 2013, se hizo un documento de priorización de listas de espera quirúrgica. Nuestra aspiración es llegar a tener una lista de espera priorizada”, dijo.

Este plan forma parte de la respuesta que está dando la Caja a la orden constitucional de elaborar una estrategia contra las listas de espera.

En esa línea, la CCSS también establece estándares de producción en quirófanos y refuerza las redes de servicio.

Veintinueve. La Caja ya tiene identificados 29 diagnósticos y 7 especialidades prioritarias para la nueva lista.

Las especialidades son, en orden de importancia por su impacto en los registros, cirugía general, ortopedia, oftalmología, otorrino, vascular periférico, urología y ginecología. Ese grupo constituye el 70% de todos los pacientes en espera de operación.

La lista priorizada se está probando, desde marzo anterior, en el Hospital San Rafael, de Alajuela, con cuatro diagnósticos en dos especialidades.

Todavía no está definido cuándo se empezará a probar en otros hospitales de la Caja. Se espera que cuando el plan se amplíe a otros centros de salud, el 85% de la lista que se saque sea de pacientes antiguos y un 15% de prioritarios.

Por ahora, los hospitales aún lidian con millares de asegurados que llevan meses, incluso años, esperando cirugía. El corte a agosto cuantificó 92.000 personas con plazos superiores a tres meses.