Por: Ángela Ávalos 12 febrero, 2015

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) decidió meter el acelerador en el proyecto para construir la torre de cuidados críticos del Hospital Nacional de Niños (HNN), una obra que tiene más de cuatro años de estar varada y para la cual se tienen destinados $80 millones.

La presidenta ejecutiva de la Caja, María del Rocío Sáenz, se reunió este martes con las partes involucradas, a fin de alinear posiciones e intentar avanzar en los planes de esa obra.

Desde el 2010 se exhibe la placa de la futura edificación. | ARCHIVO
Desde el 2010 se exhibe la placa de la futura edificación. | ARCHIVO

Representantes de la CCSS, entre ellos las gerentas médica y de infraestructura, así como el director legal de la entidad, acordaron, junto a la directora del HNN, Olga Arguedas, y el presidente de la Asociación Pro Hospital de Niños, Luis Gamboa, actualizar el estudio de oferta y demanda de la también llamada Torre de la Esperanza.

Ese ajuste permitirá poner al día el número de pisos, camas, y en general la capacidad de la edificación, tomando en cuenta los cambios en la atención infantil de los últimos años.

Como parte de los acuerdos, la Caja se comprometió a revisar el convenio de fideicomiso –modalidad mediante la cual se financiará el proyecto–, que estará listo para ser enviado a refrendo de la Contraloría General de la República el 15 de marzo próximo, detalló Sáenz.

La jerarca espera tener el estudio de oferta y demanda para cuando esté lista la respuesta de la Contraloría.

Durante la cita además quedó definido que Gabriela Murillo Jenkins, gerenta de Infraestructura y Tecnología de la CCSS, será el enlace institucional con el proyecto.

Las medidas llegan tras un informe de la Contraloría, del pasado 28 de enero, en el que advirtió de algunas debilidades en el manejo de esta iniciativa.

Entre otros temas, el reporte mencionó el que la Asociación Pro Hospital no solicitara alrededor de $20 millones al Fodesaf, así como la falta de un diseño de la torre ya definido.