En 2001, fallecieron 102 personas por cada 100.000 habitantes; en 2015, murieron 85 por cada 100.000 habitantes

Por: Irene Vizcaíno 11 agosto, 2016
La mamografía es un examen necesario para detectar posibles lesiones cancerosas en los senos. Lo ideal es que, después de los 50 años de edad, la mujer se realice una al año o cada dos. | ARCHIVO
La mamografía es un examen necesario para detectar posibles lesiones cancerosas en los senos. Lo ideal es que, después de los 50 años de edad, la mujer se realice una al año o cada dos. | ARCHIVO

Cada hora que pasa, la CCSS gasta ¢13 millones en combatir el cáncer, entre exámenes de diagnóstico, tratamiento, tecnología y capacitación. Esa enfermedad es la segunda causa de muerte en Costa Rica.

Esa suma corresponde únicamente a lo que se toma del presupuesto de la institución, pues aparte se utilizan recursos derivados de la ley contra el fumado, informó este jueves la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), en un comunicado.

Semejante inversión, que significa ¢312 millones por día o ¢9.360 millones al mes, está muy lejos de descender, pues según los estudios de la entidad, cada año los casos de cáncer a nivel nacional irán en aumento.

La principla causa, como lo advierte Alejandro Calderón, miembro del Proyecto de Fortalecimiento de la Atención del Cáncer en la red de la CCSS, es el envejecimiento de la población y el hecho de que, a mayor edad, mayor riesgo de padecer algún tipo de cáncer.

Como factores de riesgo se suman hábitos poco saludables como bajo consumo de verduras y frutas, tabaquismo, consumo de alcohol, además de la obesidad que afecta al 60% de la población adulta.

El único hecho que pareciera resultar alentador es que, aunque en números absolutos el cáncer aumenta cada año, al ajustar las cifras en tasa de mortalidad por cada 100.000 habitantes, se registra una disminución del 17% en los últimos 15 años. Así, mientras en el 2001 fallecieron a consecuencia del cáncer 102 personas por cada 100.000, en el 2015 el número de decesos fue de 85.

María del Rocío Sáenz, presidente ejecutiva de la Caja, atribuye este logro a la inversión realizada en más equipos y mejor preparación.

De acuerdo con el estudio realizado por Calderón, con datos del Registro Nacional de Tumores y el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), solo en el 2015, en números absolutos, hubo 4.667 defunciones por cáncer.

"Si viéramos la cifra en una línea sucesiva de casos por horario, se puede decir que son 13 personas por día (12,7). El 55% de los fallecidos eran hombres. El 45% fueron mujeres", añade el documento.

De los fallecidos, el 55% de los hombres superaban los 69 años, al igual que el 48% de las mujeres.

El cáncer de mama es el que más muertes de mujeres provoca (15%), seguido por el cáncer gástrico (11%). Entre tanto, en hombres, el que más fallecimientos causa es el cáncer gástrico (17%), mientras que el cáncer de próstata (15%) y el de pulmón (7%) están en segundo y tercer lugar, respectivamente.

"El cáncer gástrico sigue siendo el que mayor mortalidad produce en el país por cáncer (al considerar ambos sexos) a pesar de la disminución sostenida que ha presentado (un 31% en el caso de la población masculina y 40% en población femenina)", recalcó Calderón.

Etiquetado como: