En lo que va del año se han presentado 51 casos

Por: Patricia Recio 27 noviembre, 2014

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), envió un equipo de especialistas de Vigilancia Epidemiológica al Hospital Monseñor Sanabria en Puntarenas, para analizar los factores que incidieron en el aumento de casos de la bacteria Clostridium difficile.

Ayer el director de ese centro médico, Randall Álvarez, confirmó que en lo que va del año se registraron 51 infecciones por este microbio y 22 muertes que aún no han podido ser asociadas directamente a la bacteria, pero que ocurrieron en pacientes que en algún momento de su internamiento dieron positivo por Clostridium.

Leandra Abarca Gómez, epidemióloga asignada al estudio, explicó que "el objetivo es conocer realmente los factores asociados al aumento de la infección, con la finalidad de medir el impacto de las intervenciones efectuadas por el hospital hasta el momento, y la posibilidad de poner en marcha otras intervenciones en casos de que la situación lo amerite".

El equipo asignado deberá revisar los expedientes, bases de datos de laboratorio, egresos hospitalarios, farmacia y otras variables.

Según la especialista, estudios similares se han realizado en los hospitales San Juan de Dios, Nacional de Geriatría y Gerontología y Calderón Guardia.

El Hospital Monseñor Sanabria, en Puntarenas, reforzó los controles sobre familiares de pacientes y otras visitas para evitar que se suban a las camas o ingresen alimentos escondidos. | PABLO MONTIEL.
El Hospital Monseñor Sanabria, en Puntarenas, reforzó los controles sobre familiares de pacientes y otras visitas para evitar que se suban a las camas o ingresen alimentos escondidos. | PABLO MONTIEL.

El director del hospital, aseguró que en el centro médico mantienen una vigilancia estricta y se extremaron las medidas de higiene.

Como parte de los protocolos se están haciendo desinfecciones extraordinarias de pisos, paredes y mobiliario, adicionales a las que se efectúan en forma ordinaria y que están calendarizadas en el centro médico.

Además se restringió la visita a una persona por paciente y se colocaron lavamanos en el área de ingreso de las visitas.

De acuerdo con el médico, están capacitando al personal de salud para que mantengan los protocolos que tiene la Caja, para la atención de este tipo de infeciones, así como la notificación oportuna de los casos.