Costo de vincular Ebáis, clínicas y 29 hospitales sería de $100 millones

Por: Juan Fernando Lara 27 mayo, 2015
En Hatillo 2, los Ebáis del área están integrados al EDUS. Ayer Arlene Reveorlley usó esa plataforma para atender a Danny Pérez que llegó a hacerse un chequeo general. | ÁLBERT MARÍN.
En Hatillo 2, los Ebáis del área están integrados al EDUS. Ayer Arlene Reveorlley usó esa plataforma para atender a Danny Pérez que llegó a hacerse un chequeo general. | ÁLBERT MARÍN.

A la Caja Costarricense de Seguro Social le tomará ocho años más darles a 4 millones de asegurados un expediente clínico electrónico consultable desde cualquier centro de salud.

Así lo admitieron responsables del proyecto de Expediente Digital Único en Salud (EDUS) y la presidenta ejecutiva de la entidad, María del Rocío Sáenz.

Se trata de uno de los planes más ambiciosos de la Caja, que lleva ya 20 años sin concretarlo por falta de presupuesto o soluciones fallidas de software .

Con el EDUS, los médicos podrán acceder, por ejemplo, a resultados de exámenes de laboratorio, a radiografías de un paciente o a otros exámenes, sin que este deba repetir las mismas valoraciones en caso de acudir a otro centro médico.

También eliminaría expedientes en papel y daría más control de horarios, entrega de medicamentos y listas de espera.

Gabriela Murillo, directora de Infraestructura y Tecnología de la Caja, afirma que implementar el expediente clínico digital en hospitales podría llevar ocho años más; es decir, en el 2023, según la disponibilidad de dinero.

Sáenz admitió que trabajan para que tarde solo cinco años más, pero sin descartar que podría ser más tiempo por la complejidad de sistemas y datos por enlazar.

El EDUS se centra en un primer nivel de atención de la CCSS que son los Ebáis y áreas de salud. Solo en este se invierten $32 millones en obras de conexión e infraestructura de los centros.

Avance desigual del EDUS
Avance desigual del EDUS

Puentes por tender. Para que el expediente electrónico impacte en la atención de los asegurados, los datos del primer nivel deben poder consultarse en otros dos niveles de atención y viceversa.

Esos dos niveles son los 26 hospitales periféricos y regionales y los tres nacionales. Conectar los tres niveles entre sí podría consumir más años y $45 millones de inversión extra, dijo ayer Sáenz.

Es así como habrán pasado casi 30 años para concretar todo el proyecto, desde que, en 1995, las autoridades de la CCSS manifestaron interés en implementarlo.

Al final, la inversión será de $100 millones, estimó la entidad en el 2011. María del Rocío Sáenz recalcó que el EDUS estará operativo al 100% en todos los Ebáis para diciembre del 2016, pero tampoco hay garantías.

De 1.014 Ebáis, solo en el 24% funcionan simultáneamente los tres sistemas informáticos que componen el EDUS, confirmó Manuel Rodríguez, director del proyecto.

En los últimos años, la Sala IV, la Contraloría General de la República, la Presidencia y los legisladores han urgido a la CCSS a la acción.

Por ejemplo, en junio del 2012, la Sala Constitucional le ordenó adoptar el expediente digital “en un plazo razonable”.

Y los diputados sí pusieron un tope al aprobar, en julio del 2013, una ley que le da cinco años, que vencen en el 2018.

No obstante, condiciones estructurales de la entidad han complicado el panorama.

“Sin duda, la experiencia alrededor del expediente médico electrónico en el sector público costarricense es una colección de dificultades y anécdotas de lo que no se debe hacer a la hora de gestionar proyectos informáticos”, indicó un estudio del 2011 del Programa Sociedad de la Información y el Conocimiento (Prosic).

Islas informáticas. Ese programa de la Universidad de Costa Rica afirma que, con los años, la autonomía de los servicios de salud de la CCSS hizo que cada unidad elaborara planes informáticos con sus estándares de programación propios y “poca o muy escasa participación” del nivel central.

Esto creó “islas” entre cada sistema de información a las cuales hoy se les dificulta la comunicación entre sí; situaciones que “sin duda afectaron el desarrollo del expediente clínico digital”.

En forma paralela, agrega el texto, el nivel central de informáticos se centró en gestionar grandes plataformas de la CCSS como la planilla, el sistema financiero contable, la gestión de recursos humanos y “otros megasistemas, dejando de lado la verdadera razón de la institución”.