Por: Irene Vizcaíno 9 febrero
Feliciana Abrego y Benedicto López, ambos indígenas guaymíes, trabajaban en una finca de Pérez Zeledón. Se estima que unas 76.000 personas sostienen las recolección del grano en el país, de ellas, 19% son panameñas, como las indígenas. | RAFAEL PACHECO
Feliciana Abrego y Benedicto López, ambos indígenas guaymíes, trabajaban en una finca de Pérez Zeledón. Se estima que unas 76.000 personas sostienen las recolección del grano en el país, de ellas, 19% son panameñas, como las indígenas. | RAFAEL PACHECO

¿Podrían tener seguro de salud los cogedores de café?

Esa es la respuesta que intentará dar la CCSS en conjunto con el Instituto del Café de Costa Rica (Icafé).

Ambas instituciones trabajan en un plan que permita reconocerles el derecho a este grupo de trabajadores para la cosecha del 2018.

Gustavo Picado, gerente Financiero de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), explicó que consideran principalmente la situación de los indígenas de la etnia ngöbe buglé , que se unen a esa labor.

Para Picado, ellos son prueba de que la actividad no es estacional, pues estos grupos comienzan en la zona sur y, llegan, en algunos casos, hasta San Ramón de Alajuela.

En esa migración pueden pasar hasta seis o siete meses, tiempo durante el cual van con niños o mujeres embarazadas, quienes requieren los servicios de salud.

“Queremos que la gente que recoge café, indígenas que tienen además una posición disminuida en comparación con nacionales (...) se acerquen no solo en caso de emergencia, sino que ejerzan su derecho”, manifestó el funcionario.

Para Ronald Peters, director ejecutivo del Icafé, están cerca de llegar a un entendimiento.

Según dijo, se trata de un esfuerzo que hará la institución para trasladar recursos que sostengan el seguro de enfermedad y maternidad de esa población. El Icafé se financia del aporte de todos los caficultores.

Aunque han hablado de porcentajes, aún no tienen las cifras finales. No obstante, anadió la intención es comenzar el plan piloto en Coto Brus, para la próxima cosecha.

Otros grupos. Ese plan de la Caja es el siguiente paso, luego de concretar un mecanismo para facilitar el aseguramiento de las empleadas domésticas que laboran por horas, el cual entrará a regir en mayo.

Aparte de cogedores de café, grupos de interés para la Caja son las pymes o empresas con cinco empleados o menos.

Gustavo Picado explicó que hay varias propuestas que estudian junto con el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC), como por ejemplo la reducción de cargas sociales.

Asimismo, Picado informó de que también revisan la situación de los choferes de Uber, plataforma que conecta a usuarios de transporte con prestadores particulares del servicio.

El tema, dijo, es que esa pasó de ser una actividad complementaria a ser la principal fuente de ingresos para muchos.

La discusión es si considerar a Uber como patrono o pensar en cada chofer como trabajador independiente.