Reformas posibilitan a población homosexual cubrir con el beneficio familiar a sus parejas; esto incluye recibir atención en salud en cualquier centro de la CCSS

Por: Ángela Ávalos 9 octubre, 2014

La junta directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) dejó en firme, la tarde de este jueves, la reforma al Reglamento del Seguro de Salud que permitirá a la población homosexual asegurar a sus parejas.

Las parejas gais deberán ahora aguardar 90 días antes de empezar con los trámites respectivos ante la Caja del Seguro Social. | LUIS NAVARRO
Las parejas gais deberán ahora aguardar 90 días antes de empezar con los trámites respectivos ante la Caja del Seguro Social. | LUIS NAVARRO

Los cambios están en una propuesta presentada por las gerencias médica y financiera de la Caja.

Responden a un acuerdo tomado por la junta directiva el 22 de mayo anterior, cuando se aprobó extender el beneficio del seguro de salud a las parejas del mismo sexo.

La reforma principal se dio en los artículos 10 y 12 de ese reglamento.

Esto le facilitará a unos 15.200 gais recibir de sus parejas el beneficio familiar de la atención médica en hospitales y clínicas de la Caja.

Según explicó el gerente financiero, Gustavo Picado, la reforma cubre a todas las parejas, sin distingo de sexo.

Detalle. La reforma al artículo 10 aclara que el beneficio familiar es una forma de protección que el seguro de salud otorga a las personas en el tanto cumplan con ciertos requisitos.

La reforma al artículo 12, precisa las diferentes categorías (cónyuge, compañero, hijos, hermanos, padres) y se precisa la norma.

En lo que respecta a la definición de compañero, establece lo siguiente: "Compañero(a): con convivencia en forma estable: comparten alimentos, cama y cohabitación sexual; pública al menos por tres años ininterrumpidos; evidente, patente, notoria; exclusiva: no simultánea, fiel; y bajo el mismo techo. Tanto el asegurado(a) directo como el compañero(a) deben ostentar la libertad de estado al momento de solicitar la protección".

La piedra angular de la reforma, aseguró Picado, es el Registro de Parejas de Convivencia.

Según la propuesta aprobada por junta, ese registro "es un medio de acreditación de las características de la unión, sin distingo de sexo, a los efectos del trámite del beneficio familiar para la pareja por parte de quien ostente la condición de asegurado(a) directo(a)".

Lo anterior quiere decir, dijo Picado, que dos personas con una relación de pareja tienen que asistir a los centros que disponga la Caja para el registro y proceder a inscribirse.

"Quedarán acreditados ante la CCSS como una pareja de convivencia", explicó Picado.

La operacionalización de este registro está en trámite y se espera que esté lista para cuando entre en vigencia esta reforma.

Gustavo Picado calcula que eso podría ser en los primeros días de noviembre, luego de que sean publicadas en La Gaceta.

Reacciones. El promotor del cambio para la inclusión de parejas del mismo sexo en el beneficio familiar de salud es el director de la CCSS, José Luis Loría, representante de las cooperativas.

"Hay cambios sustantivos en el reglamento, pero lo más importante es que ya, por fin, rige el beneficio familiar del seguro social en igualdad de condiciones para todos. Esta es una decisión histórica. Costa Rica, en el entorno centroamericano, da un paso adelante en materia de derechos humanos", dijo Loría.

Por su parte, Marco Castillo Rojas, presidente de junta directiva del Movimiento Diversidad, dijo: "Ha sido una espera larga. Hemos tenido momentos de impaciencia, pero nos alegra que se diera este paso. Lo más importante de esto no es solo el aseguramiento, sino la posibilidad de acompañar a la pareja en los hospitales".

El abogado Yashín Castrillo, defensor de los derechos de la población homosexual, "esta es una lucha sobre el derecho a la salud. Hoy recuerdo mucho, a muchos amigos que murieron víctimas de VIH-sida porque no recibieron atención de la seguridad social a pesar de que sus parejas podían brindárselas".