Eventuales casos de todo el país serían referidos al Hospital San Rafael, Alajuela

Por: Ángela Ávalos 14 octubre, 2014

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) prepara la compra de trajes de bioseguridad para distribuir entre el personal que estaría a cargo de atender eventuales enfermos de ébola.

Expertos en salud ocupacional y otros técnicos de esa institución terminan los últimos detalles para la adquisición, incluido un estudio sobre cuántos trajes se necesitan.

Esta información estará a finales de esta semana, informó la gerente médica de la Caja, María Eugenia Villalta Bonilla.

La funcionaria aseguró que todos los centros de salud del país tienen el equipo básico disponible.

Esta adquisición –cuyo monto total aún no se conoce– forma parte de las acciones que coordinan las autoridades del sector salud para afrontar la aparición de posibles casos de ébola.

El 7 de agosto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó una alerta global ante el incremento de casos en África occidental y la aparición de enfermos en Estados Unidos y España.

De acuerdo con los últimos registros, más de 8.400 personas se han infectado de ébola desde marzo, de las cuales 4.000 han fallecido, la mayoría en Guinea, Sierra Leona y Liberia.

Riesgo mínimo. En Centroamérica y en Costa Rica no se han registrado casos sospechosos. María Elena López, ministra de Salud, aseguró que el riesgo del país es mínimo.

Ese ministerio reactivó el plan de contingencia para las emergencias sanitarias por enfermedades infecciosas.

La Caja, a su vez, echó a andar el Comité Central de Operaciones, el cual estará a cargo de las emergencias sanitarias, informó María del Rocío Sáenz Madrigal, jerarca de esa institución.

Lo anterior significa que todos los hospitales y grupos de socorro (Cruz Roja, Fuerza Pública y Policía de Migración, entre otros), tienen los protocolos y lineamientos básicos para saber cómo se debe atender un caso sospechoso.

Las autoridades de Salud designaron al Hospital San Rafael de Alajuela como centro nacional de referencia de casos en adultos. Los menores serán vistos por el Hospital Nacional de Niños.

La gerente médica explicó que la designación se debe a su cercanía con el aeropuerto internacional Juan Santamaría, a razones de eficiencia en el manejo de los recursos, al tamaño del país y para asegurar un control adecuado de casos.

María Ethel Trejos, directora de Vigilancia de la Salud, en el Ministerio de Salud, aclaró que Costa Rica no puede impedir el ingreso de ciudadanos provenientes de África, como medida de prevención.

Adelantó, además, que preparan la realización de un simulacro de manejo de enfermos de ébola para los próximos días. La fecha se revelará posteriormente.