Por: Ángela Ávalos 8 noviembre, 2016

En los hospitales de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) todos los días se producen grandes milagros. Como el que sucedió en el Max Peralta, de Cartago, en febrero anterior.

Durante 25 días, médicos de ese centro de salud mantuvieron con vida artificial a Raquel Guillén, de 22 años, para lograr que su pequeño Dylan naciera, a pesar de que su mamá tenía muerte neurológica.

Sin embargo, Miriam Soto, vecina de Getsemaní de Heredia, ha tenido que esperar cinco años para que el Hospital San Vicente de Paúl le realice un ultrasonido de control de unos nódulos en su garganta.

La CCSS no ha logrado tener controles digitales de sus listas de espera, engrosadas por miles de miles de asegurados.

¿Qué debe hacer la CCSS para garantizar atenciones de punta como la que le permitió a Dylan nacer?

¿Cuáles son las amenazas más importantes que rodean esos servicios y podrían poner en riesgo una atención universal y equitativa para todos los costarricenses?

Esas y otras preguntas se debatirán en el foro 75 años de la CCSS , con el cual La Nación cierra el proyecto informativo desarrollado en este 2016 sobre los principales desafíos de esa institución.

El foro será este miércoles 9 de noviembre a partir de las 6 p. m., en el auditorio de La Nación , en Llorente de Tibás. Es abierto al público.

Los panelistas serán María del Rocío Sáenz Madrigal, presidenta ejecutiva de la CCSS; Montserrat Solano, defensora de los Habitantes; Marcela Román, investigadora asociada del Estado de la Nación, y Mauricio Vargas, director de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Costa Rica.

El moderador será el editor general de GN Medios y director del diario, Armando González. Fotos: José Díaz y Alonso Tenorio