Cantidad de consultas pasó de 265 semanales a 416; tiempo de espera para recibir atención ronda las 5 horas

Por: Ángela Ávalos 30 junio

Los menores afectados con infecciones respiratorias están saturando los servicios del Hospital Nacional de Niños, que vio crecer la cantidad de consultas en casi un 60% en las últimas semanas.

En total, 91 menores permanecían internados este viernes, informó la directora de ese hospital, Olga Arguedas Arguedas.

Los virus que están circulando son el respiratorio sincitial (predominante), parainfluenza 3, rinovirus y metaneumovirus.

Según Arguedas, hay servicios con una ocupación del 90%. Las áreas para niños pequeños (Medicina 4 y 5) tienen más de un 100% de ocupación.

De acuerdo con Arguedas, esta es la tercera semana del pico de infecciones respiratorias agudas graves (IRAG) y se espera que todavía la próxima semana el número de enfermos siga en aumento.

Las autoridades de ese hospital piden a los padres de familia llevar a los chiquitos a centros de salud cercanos a sus casas, para no saturar aún más los servicios de este hospital pediátrico y evitar la diseminación de infecciones.

Desde mayo, este hospital ha registrado un aumento en el número de consultas, que pasaron de un promedio semanal de 250 a 416 la semana anterior.

El aumento en la demanda satura la consulta externa y el área de Emergencias.

"Hemos tenido que poner niños en los pasillos y en camas provisionales para poder dar abasto", dijo Arguedas.

Ante el incremento de casos, los tiempos de espera para ser atendidos en consulta externa han subido, y en promedio, rondan las cinco horas.

Arguedas solicitó a los padres de familia que si hay alguien resfriado hay que evitar, en lo posible, que esa persona tenga contacto con niños menores de dos años de edad. Incluso, que duerman en una habitación separada.

Recomendó que las personas resfriadas usar pañuelos desechables para las secreciones y lavarse frecuentemente las manos; además de practicar el protocolo del estornudo: cubrirse la boca y la nariz al momento de estornudar, sea con un pañuelo o con el antebrazo, para evitar esparcir gotas de saliva que puedan contener virus.

Actualmente, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) está en la campaña nacional de vacunación contra la influenza, pues se espera que este virus genere un aumento en el número de enfermos en julio.

La institución mantendrá la vacunación hasta el 14 de julio, enfocada en grupos de riesgo: embarazadas, adultos mayores, obesos, menores entre los seis meses y los cinco años, y personas con enfermedades crónicas, como diabetes, cáncer y males cardíacos.