Por: Patricia Recio 14 febrero, 2015

Puntarenas pudo reanudar este viernes sus tradicionales carnavales luego de cumplir los requisitos de seguridad que exigían las autoridades.

La Asociación pro playa de Puntarenas (Asoplaya), que organiza los festejos, consiguió durante la mañana de ayer los permisos que debe dar el Ministerio de Salud, después de casi dos días de incertidumbre.

Para lograrlo, Asoplaya presentó el jueves un nuevo plan de vigilancia, en el cual triplicaron el número de oficiales que serán responsables de dar seguridad a los miles de visitantes que se esperan para estas celebraciones.

Así, la cantidad creció de los 50 agentes iniciales a 150.

El plan propuesto fue aprobado primero por el Ministerio de Seguridad y luego por Salud.

La autorización, sin embargo, no congela la advertencia de Salud de denunciar por desobediencia, tanto a organizadores como a los funcionarios municipales, ya que el fin de semana anterior comenzaron los carnavales sin los permisos, indicando tener un acuerdo verbal.