Institución ya había decido devolverla al Hospital México tras reubicarla por unas semanas en el Hospital Nacional de las Mujeres

Por: Ángela Ávalos 1 abril, 2016

La Sala IV declaró parcialmente con lugar un recurso de amparo interpuesto por la cardióloga Sofía Bogantes Ledezma, y obligó a la Caja a ubicarla en un hospital donde pueda ejercer su especialidad.

Según informó la Sala Constitucional en un comunicado de prensa, la sentencia es la número 2016-4369, y fue emitida la mañana de este viernes.

Los magistrados, agrega el comunicado, ordenan a la Gerenta Médica de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), María Eugenia Villalta Bonilla, y a la coordinadora del órgano director de la investigación que se sigue contra Bogantes, ubicarla en un centro médico en donde pueda ejercer su especialidad.

Esta reubicación se debe dar en un plazo de diez días, advierte la Sala.

El 8 de marzo pasado, fuentes cercanas a la Gerencia Médica y a la Junta Directiva de la Caja, informaron de la decisión del máximo órgano de devolver a Bogantes al Hospital México.

Sofía Bogantes, quien se acogió a vacaciones, no ha regresado aún al México, como lo dispuso la Junta Directiva de la CCSS a inicios de marzo.

La CCSS, según confirmó la doctora, aún no le ha dicho nada oficialmente. Tampoco quisieron acoger su demanda de incluir a la gerenta médica en la investigación interna que se sigue por la crisis en cardiología.

La exjefa de Cardiología del Hospital México, Sofía Bogantes Ledezma, sostiene que la crisis en cateterismo sigue igual o peor que hace casi un año, cuando ella denunció la muerte de pacientes en espera de ese procedimiento.
La exjefa de Cardiología del Hospital México, Sofía Bogantes Ledezma, sostiene que la crisis en cateterismo sigue igual o peor que hace casi un año, cuando ella denunció la muerte de pacientes en espera de ese procedimiento.

Esta especialista fue separada de su puesto como jefa de Cardiología de este hospital y del manejo de las listas de espera en este servicio, pocas semanas después de haber revelado la existencia de una lista de más de 140 fallecidos en espera de un procedimiento médico llamado cateterismo cardíaco.

Aunque la CCSS abrió una investigación interna que también incluye a los médicos Douglas Montero Chacón y Carlos Chaverri Montero, director y jefe de la sección de Medicina del Hospital México, respectivamente, la CCSS decidió trasldar a Bogantes al Hospital Nacional de las Mujeres.

Con apoyo de la Unión Nacional de Empleados de la Caja (Undeca), Bogantes denunció que esa medida era discriminatoria y alegó persecución por haber hecho la denuncia.

Casi un año después de la revelación de la lista de fallecidos, Bogantes sostiene que los pacientes siguen muriendo en lista de espera y que la depuración de esos registros realizada por el hospital fue un "maquillaje".