Del 21 de mayo al 15 de julio, han visto 2.058 chiquitos muy enfermos; 37 han sido trasladados en condición grave a Hospital Nacional de Niños.

Por: Ángela Ávalos 20 julio
Allegados de Espinoza lo llevaron al Hospital de Heredia, pero los disparos resultaron letales y se le declaró fallecido.
Allegados de Espinoza lo llevaron al Hospital de Heredia, pero los disparos resultaron letales y se le declaró fallecido.

La cantidad de bebés infectados con virus respiratorios se triplicó en la provincia de Heredia, saturando los servicios del Hospital San Vicente de Paul.

Este hospital pasó de ver 16 casos semanales de niños afectados por virus respiratorios a 49, informó Mario Ruiz, subdirector médico de ese centro de salud.

Del 21 de mayo al 15 de julio, han visto 2.058 chiquitos muy enfermos, que ingresaron a Emergencias afectados, principalmente, con el virus respiratorio sincitial.

En total, han tenido que hacer 37 traslados al Hospital Nacional de Niños de pequeños en condiciones muy delicadas de salud, explicó Ruiz.

"Se suponía que los casos podrían comenzar a bajar desde la semana pasada, pero no esto no ha sucedido. Más bien, se está poniendo más virulento (agresivo).

"Recibimos cualquier cantidad a diario, por lo que tuvimos que reforzar la atención con un pediatra más. De todos los casos, se traslada al menos a la mitad al Hospital de Niños. Lo peor es que son chiquitos muy pequeños (menores de un año) que vienen muy complicados", explicó Ruiz, quien admitió que él nunca había visto un brote tan agresivo.

Este hospital reunió a todos los directores de área y capacitó a los médicos para que estén más atentos y refieran los casos lo más rápido posible, previniendo complicaciones.

Además, utiliza un sistema conocido como 'alto flujo', para dar a los menores más deteriorados un soporte respiratorio básico.

Según explicó el subdirector, el brote se detectó en Barva. De ahí pasó a Guararí, pero no han logrado identificar una causa clara, por lo que harán un estudio epidemiológico.

Desde mayo, se registra en el país un pico de infecciones agudas graves en niños, que se concentra especialmente en los menores de un año.

Solo el Hospital Nacional de Niños mantiene a 106 menores en condición grave. En los últimos dos meses, ahí murieron cuatro bebés, que se suman a dos más fallecidos desde inicios de año.

El Ministerio de Salud declaró alerta sanitaria el 11 de julio para reforzar en todos los centros la vigilancia de estas infecciones.

A la población se le pide reforzar el lavado de manos, practicar el protocolo del estornudo y el tosido (tapando boca y nariz para no dispersar gotitas de saliva infectadas con virus), y evitar acudir a sitios de concentración masiva.

La directora del Nacional de Niños, Olga Arguedas, reiteró este jueves el llamado para que las familias eviten llevar a los chiquitos a la romería, considerada la actividad masiva más importante del país.

Lávese bien las manos.
Lávese bien las manos.