Por: Ángela Ávalos 2 octubre, 2015

El reforzamiento del primer nivel de atención es algo que se menciona hace años. Claro que ahora se percibe más la necesidad de hacer un cambio porque el sistema está haciendo aguas, desbordado por la demanda.

A esa conclusión llegan representantes de varios sectores consultados por La Nación . Ninguno conoce, hasta ahora, alguna propuesta de la Caja sobre los cambios planteados al actual modelo de atención.

“Tengo 30 años de graduada (en Enfermería) y 30 años de oír sobre la bendita referencia y contrarreferencia, y nunca se ha podido instaurar. La red de servicios, tal como está, sufre de falta de comunicación. La descoordinación está por todo lado”, comentó Ligia Ramírez Villegas, presidenta del Colegio de Enfermeras de Costa Rica. Ramírez espera que se refuerce el papel de enfermería en el nuevo esquema que alista la CCSS.

“Ya se sabe que un 80% de los problemas en medicina se resuelven en la periferia. Y para esto, lo importante es fortalecer el nivel primario. Esto va a dar confianza a la gente”, expresó Alexis Castillo, presidente del Colegio de Médicos y Cirujanos.

“En todos los gobiernos se quiere hacer algo. El asunto es que a veces no lo hacen. Los resultados ahorita son los mismos: listas de espera, alta insatisfacción de la gente”, dijo Castillo.

Guillermo Azofeifa Araya, secretario general del Sindicato de Profesionales en Ciencias Médicas (Siprocimeca), respalda el reforzamiento del primer nivel.

Sin embargo, condiciona su apoyo “siempre y cuando no se privaticen los servicios y no afecten las arcas de la Caja”.

“Hay que simplificar procesos. Un expediente electrónico más eficiente, en donde no se pierda la relación médico-paciente, hay que usar más la tecnología y la epidemiología, y unir más los niveles de atención para que el paciente pueda usar los servicios sin tanta burocracia”, considera Azofeifa.