Construcción de nuevo servicio de emergencias tiene un costo de ¢7.000 millones

Por: Patricia Recio 17 enero, 2014

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) reforzará con 14 nuevos especialistas en diversas áreas la función del hospital Tony Facio de Limón y anunció el plan para el remozamiento de la infraestructura de ese centro hospitalario y del equipamiento médico.

Los avances fueron dados a conocer por la presidenta de la institución, Ileana Balmaceda Arias, y la gerente médica, María Eugenia Villalta Bonilla, en la Comisión Mixta Municipal del cantón central de Limón.

Según Balmaceda, 4 de los especialistas se nombrarán en plaza fija y los 10 restantes se concederán en un plazo de acuerdo a la rifa de plazas de servicio social.

De esta manera, durante el primer semestre de este año se otorgará una plaza fija para emergencias, una para medicina interna, una de neonatología y, como servicio social, se nombrará a un especialista en cirugía pediátrica, uno en medicina materno infantil, uno de urología y uno de pediatría.

Para el segundo semestre se nombrará una plaza fija para emergencias y cinco de servicio social en anestesia, pediatría, otorrinolaringología, radiología y medicina crítica.

El Servicio de Emergencias del Hospital Tony Facio requiere una intervención inmediata. | ARCHIVO/MAYELA LÓPEZ
El Servicio de Emergencias del Hospital Tony Facio requiere una intervención inmediata. | ARCHIVO/MAYELA LÓPEZ

Además, Hendrick Miles Ramsey, director del centro médico, dijo que se formulará un plan de inversión para adquirir el equipo necesario en alta, mediana y baja complejidad, debidamente cotejado con las necesidades presentadas por la Comisión Mixta Municipal.

Entre los equipos a adquirir, destacan una nueva máquina de diálisis y un equipo de Tomografía Axial Computarizada (TAC).

Asimismo, según la información de la Caja, la gerencia de infraestructura y tecnologías tiene planeada la construcción de un nuevo servicio de emergencias, el cual tendrá un costo cercano a los ¢7.000 millones.

Para esta obra ya se iniciaron los estudios de oferta y demanda. Además, se realizará la demolición del antiguo hospital para dar cabida a este nuevo edificio que albergará el servicio de emergencia.

La gerente de Infraestructura, Gabriela Murillo, explicó que también se diseñó un plan de mantenimiento mayor que incluye la remodelación de la lavandería, actualización de los ascensores, la puesta a punta del aire acondicionado de las salas de cirugía y la renovación de la cometida eléctrica, por un monto total de ¢1.400 millones.

Este plan -que tiene un plazo de ejecución de dos años- iniciará con una inversión de ¢450 millones en el 2014.