Aún no han asignado centro que realizará operaciones cardiovaculares

Por: Patricia Recio 21 agosto, 2014

Las cirugías del Hospital México se redistribuyeron entre hospitales centrales y regionales como parte del plan de contingencia tras el cierre de 17 quirófanos del centro médico capitalino.

María Eugenia Villalta, gerente médica de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), informó de que los equipos de trabajo de ese hospital se están desplazando a otros centros para realizar los procedimientos quirúrgicos.

De esta forma, la operaciones de neurocirugía se realizan en el Hospital de Heredia, donde según Villalta, se cuenta con el debido equipo y las condiciones necesarias para atender procedimientos de alta complejidad.

Las pacientes de obstetricia de emergencia, entre tanto, son atendidas en el Hospital Nacional de las Mujeres.

Aún está pendiente definir el lugar donde se recibirá a los pacientes de cirugía cardiovascular. Según las autoridades médicas, en las próximas horas tendrán una reunión con los jefes de dicha especialidad para establecer la prioridad de atención y el centro médico donde serán remitidos los pacientes.

Una de las posibilidades es el hospital Max Peralta de Cartago donde se cuenta con seis camas corrientes, dos de cuidados intensivos y una sala de operaciones.

Autoridades del Hospital México, en La Uruca, anunciaron ayer el cierre de los quirófanos, mientras una empresa especializada evalúa las condiciones del sistema eléctrico y el riesgo para los equipos y el personal. | MEYLIN AGUILERA.
Autoridades del Hospital México, en La Uruca, anunciaron ayer el cierre de los quirófanos, mientras una empresa especializada evalúa las condiciones del sistema eléctrico y el riesgo para los equipos y el personal. | MEYLIN AGUILERA.

La Caja además informó de que los pacientes quirúrgicos de otorrinolaringología serán vistos en sus propias áreas de adscripción, por cuanto los equipos médicos se desplazan a hospitales como Puntarenas, Liberia, Alajuela y Heredia para realizar las intervenciones. También se realizanprocedimientos en el Centro Nacional de Rehabilitación (CENARE) y en la Clínica Oftalmológica.

Villalta añadió que las negociaciones con el Instituto Nacional de Seguros están avanzadas y se espera que en las próximas horas se autorice el uso de dos quirófanos del Hospital del Trauma para la atención de la patología oncológica, así como el uso de un salón adicional.

Sobre la habilitación de los quirófanos del Hospital México que fueron inhabilitados por fallas en los sistemas de voltaje, la gerente de Infraestructura, Gabriela Murillo, indicó que están a la espera de las gestiones que realiza el centro de salud ante la Contraloría General de República para la habilitación de otras salas provisionales.