Obras son parte de 113 proyectos; la inversión será de ¢600.000 millones

Por: Ángela Ávalos 26 noviembre, 2015

Los turrialbeños y puntarenenses podrían estrenar nuevo hospital de aquí al 2020, de acuerdo con el plan de inversión de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Esa institución también incluyó en su portafolio de infraestructura y equipamiento la tan esperada Torre de la Esperanza del Hospital Nacional de Niños, y el Centro Nacional de Control de Dolor y Cuidado Paliativo.

Estos cuatro grandes centros hospitalarios forman parte de una lista de 113 proyectos que la Caja promete realizar de ahora hasta el 2020, con una inversión de más de ¢600.000 millones.

En el listado también figuran mejoras en hospitales, Ebáis y Áreas de Salud, así como compra de equipo médico.

Para el nuevo hospital en Turrialba se destinarán ¢42.000 millones. Se espera que el proyecto esté listo en el 2019.

La Torre de la Esperanza, que estará dedicada a cuidados críticos de pacientes pediátricos, consumirá ¢40.000 millones y se espera que esté lista en el 2019.

Por último, el Centro de Control del Dolor significará una inversión de casi ¢7.000 millones, y estaría terminado en el 2017.

Récord. La presidenta ejecutiva de la CCSS, María del Rocío Sáenz Madrigal, aseguró que se trata de una “inversión récord” la que se realizará en este periodo, pues solo entre el 2011 y el 2016, los fondos destinados a infraestructura y compra de equipos se multiplicarán por tres.

Según la gerenta de Infraestructura y Tecnología, Gabriela Murillo Jenkins, se pasó de dedicar un 2,11% del gasto total de Salud en obras y equipos, en el 2011, a un 7% para el próximo año.

La principal fuente de financiamiento para estos planes proviene del Seguro de Enfermedad y Maternidad, con un 45% de todos los recursos requeridos, seguido por empréstitos con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), que aportará un 20% del total.

Otras obras, como la construcción de la torre de cuidados críticos quirúrgicos del Hospital San Juan de Dios, están incluidas en el portafolio, pero carecen de contenido presupuestario.

Este caso, que ha dado mucho de qué hablar por el colapso de algunos servicios del San Juan, apenas está en etapa de análisis técnico. En estado similar se halla el futuro hospital de Cartago.

Mientras tanto, en esos dos centros médicos, la Caja invertirá en algunas obras para mejorar la capacidad de atención.

En el San Juan, por ejemplo, destinarán ¢5.000 millones a urgencias, entre el 2017 y el 2018.

Para Cartago, ya se están realizando mejoras en los quirófanos por ¢1.150 millones.

En camino. La gerenta de Infraestructura dijo que esos 113 proyectos que se realizarán entre los años 2016 y 2020 “son los de mayor prioridad y los que ya cuentan con factibilidad técnica”.

Esa selección se efectuó luego de un meticuloso proceso de análisis y recibió la aprobación de la Junta Directiva de la CCSS.

De todo el monto que se pretende consumir en estos proyectos, el 41% está destinado al llamado tercer nivel de atención en salud, el cual incluye los hospitales nacionales y especializados como el México, el Calderón Guardia, el San Juan de Dios y el Nacional de Niños.

Otro 24% se invertirá en el segundo nivel (hospitales de Alajuela, Heredia y Liberia) y un 12% al primer nivel, que incluye 105 Áreas de Salud y 1.039 Ebáis.