Estrategia busca abarcar diversas áreas de prevención durante los próximos cinco años

Por: Patricia Recio 21 enero, 2014

Desde mensajes de texto hasta actividades deportivas y artísticas, forman parte de las herramientas que implementará la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), en una campaña anunciada este martes para reducir el impacto del fumado entre los diferentes grupos de edad, pero principalmente en los jóvenes por tratarse de la población más vulnerable.

Dependencia al fumado
Dependencia al fumado

Según la gerente médica de la institución, María Eugenia Villalta, la estrategia abarca la participación de diversas dependencias institucionales con el fin de vencer esta adicción.

Entre las actividades que se llevarán a todo el país se encuentran los grupos folclóricos de la CCSS, retahílas y obras de teatro, mediante las cuales se promoverán mensajes contra el fumando. La institución tambíen utilizará signos externos.

Otro de los enfoques de la campaña será la promoción de factores protectores contra el fumado, como las actividades físicas y artísticas, en la cual participarán las subáreas de deporte y recreación, patrimonio cultural y promoción de la salud.

Asimismo, la estrategia que abarca los próximos cinco años incluye un plan para el abordaje de adicciones, con el cual brindarán a la población consumidora de sustancias psicoativas una atención integral y oportuna en la red de servicios de salud de la Caja.

Según las datos de la CCSS, se estima que la población costarricense con problemas de consumo de tabaco es de más de 480.000 personas y que un 14,2% de la población mayor de 20 años es fumadora.