Dos de los cuatro médicos laboran, al mismo tiempo, en CCSS y en empresa

Por: Ángela Ávalos 19 septiembre, 2015

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) tiene pendiente la sanción para varios médicos radioterapeutas que, supuestamente, intervinieron en la referencia de enfermos con cáncer a un centro privado donde también trabajaban.

Esa sanción surge de un procedimiento administrativo disciplinario que la Auditoría Interna de la Caja pidió a la Gerencia Médica, y que concluyó que los radioterapeutas cometieron faltas graves, informó el subauditor, Olger Sánchez.

Sin embargo, agregó el subauditor, se están agotando las “vías impugnatorias”, según le corresponde a estos funcionarios por derecho.

La investigación tampoco avanza mucho en la Fiscalía. Allí informaron de que la denuncia que presentó la Caja el 4 de junio del 2014 sigue en la etapa de recolección de pruebas.

Este caso está a cargo de la Fiscalía Adjunta de Probidad, Transparencia y Anticorrupción.

En el 2012, esos médicos negaron a este diario tener alguna relación con los hechos.

Alerta. La Nación reveló, desde el 2002, casos de médicos a quienes una empresa privada, supuestamente, habría ofrecido comisiones por referir pacientes.

Hace tres años, un informe de la Auditoría Interna de la Caja también detectó eventuales conflictos de interés en Radioterapia del Hospital México.

Aquí, varios especialistas participaban en las sesiones donde se recomendaban casos para enviar al acelerador privado del Centro de Radioterapia Irazú. Ellos trabajaban también ahí.

Este centro ya no existe como tal. En su lugar, funciona el Centro de Radioterapia Siglo XXI , cuyo nuevo acelerador fue inaugurado el 23 de abril anterior .

Los médicos investigados por la Caja y la Fiscalía son de apellidos Recinos, Medina, Montero y Suárez.

Los tres primeros aún laboran en la institución, aunque Medina presentó la renuncia y trabajará hasta finales de este mes en el México, confirmó el director de este hospital, Douglas Montero.

Medina se incorporó como médico de planta del Centro de Radioterapia Siglo XXI, según se anuncia en su página web.

Suárez ya no labora en el México, solo Montero, dijo el director del México.

Recinos es jefe de Radioterapia del Hospital San Juan de Dios, confirmó la directora, Ileana Balmaceda. Este especialista aparece en la página del nuevo centro privado como médico de planta.

La CCSS contrató servicios a Radioterapia Irazú desde 1999 y hasta el 2013. Cada año se enviaban hasta 700 pacientes pues la institución solo tenía dos aceleradores sin capacidad para atender toda la demanda.

La Nación solicitó a la Caja el total invertido en la compra durante esos años, pero la entidad no remitió el dato.

En la actualidad, la CCSS tiene cuatro aceleradores y, hace más de un año, no compra servicios.

La Nación envió consultas a Radioterapia Siglo XXI, pero sus voceros informaron de que el gerente regional estaba fuera del país, y no pudo ser localizado.