Institución cerró 7 de las 14 salas de operación por fallas en el sistema eléctrico

Por: Patricia Recio 25 julio, 2014
Una funcionaria del Hospital México mostraba este jueves los equipos de los quirófanos. Siete de estas salas permanecerán cerradas mientras se renueva el sistema eléctrico, pues el actual es inadecuado. | RAFAEL PACHECO
Una funcionaria del Hospital México mostraba este jueves los equipos de los quirófanos. Siete de estas salas permanecerán cerradas mientras se renueva el sistema eléctrico, pues el actual es inadecuado. | RAFAEL PACHECO

El Hospital México redujo a la mitad las cirugías que realiza debido al cierre temporal de siete de sus 14 quirófanos por problemas en el sistema eléctrico.

Douglas Montero, director del centro médico, confirmó que diariamente practican entre 80 y 90 intervenciones, cifra que disminuirá a unas 40 durante unos tres meses.

Ese es el plazo estimado para llevar a cabo los trabajos en el sistema eléctrico que requieren todos los quirófanos.

A juicio del jerarca hospitalario, la disminución no impactará las listas de espera porque, aseguró, la mayoría de las operaciones están programadas para dentro de tres o cuatro meses.

Actualmente, el Hospital México tiene 7.000 pacientes a la espera de una intervención quirúrgica en alguna de 12 especialidades.

Varias de estas operaciones están programadas para dentro de dos años, como es el caso de procedimientos en ortopedia (1.070 pacientes) y oftalmología (580.

También se indicó que “hay un número importante” (no precisado), de operaciones en la vesícula y de hernias. Estas son las cirugías más comunes.

El Hospital México es el de mayor área de referencia del país, con poco más de 2 millones de asegurados. Esta cifra incluye a habitantes de Alajuela, Heredia, Puntarenas, Guanacaste y una parte de la provincia de San José.

Medidas. Dentro de las medidas de contingencia por el cierre de los quirófanos, Montero dijo que consideran la creación de un turno vespertino de cirugías. Este permitiría atender los procedimientos de mayor complejidad.

María Eugenia Villalta, gerente médica de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), detalló, mediante un comunicado, que además se dispondrá de tres áreas adicionales al hospital para realizar cirugías menos complejas.

Con ese fin trabajan en un plan de acción con el Centro de Atención Integral en Salud (CAIS) de Puriscal, el Hospital San Vicente de Paúl, en Heredia, el CAIS de Desamparados, la Clínica Oftalmológica y, eventualmente, los quirófanos del Centro Nacional de Rehabilitación (Cenare). Ahí se trasladarían los personeros del México para realizar las operaciones. No están considerando llevar a los pacientes a otros centros.

Con estas medidas, el director médico no ve necesario, por ahora, llamar a los asegurados para advertirles de que se reprogramarán procedimientos quirúrgicos.

Los trabajos en el sistema eléctrico se consideran urgentes debido a los cambios de voltaje, los cuales afectan el funcionamiento de los equipos requeridos en los quirófanos. No existe estimación del costo de los trabajos.