Entre los fármacos decomisados están antibióticos, vitaminas usadas para diferentes fines y pastillas contra la depresión, disfunción eréctil entre otros

Por: Patricia Recio 9 agosto, 2013

Autoridades del Ministerio de Salud en conjunto con la Dirección de Aduana, Interpol y Organismo de Investigación Judicial, decomisaron 8.805 medicamentos sin registro sanitario, entre los cuales podría haber productos falsos y adulterados.

En el operativo llamado Pangea VI que se realizó a nivel internacional y que se llevó a cabo entre el 18 y 25 de junio, también participaron la Defensoría de los Habitantes, Ministerio Público, Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Asociación de Industria Farmacéutica Nacional, Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica, Universidad de Costa Rica (UCR), Instituto Costarricense sobre Drogas, Colegio de Farmacéuticos y Fuerza Pública.

Las inspecciones se realizaron en puntos como la aduana Postal Central, aduana Santamaría y aduana Peñas Blancas.

Según el informe de Salud,también se detectaron varias páginas web, aparentemente localizadas en Costa Rica desde donde se comercializan medicamentos de forma irregular, dichas páginas fueron referidas a la oficina de la Interpol, y los resultados serán presentados en cuanto concluya la investigación.

La acción policial contempló inspecciones en diferentes puntos que incluyeron Aduana Postal Central, Aduana Santamaría y Aduana Peñas Blancas.
La acción policial contempló inspecciones en diferentes puntos que incluyeron Aduana Postal Central, Aduana Santamaría y Aduana Peñas Blancas.

Entre los medicamentos falsos decomisados están antibióticos, vitaminas usadas para diferentes fines (mejorar la memoria, aumentar la fuerza muscular, aumento de rendimiento en deportistas, aumento de la potencia sexual).

Asimismo, se detectaron medicamentos "contra el cáncer", pastillas contra la depresión, suplementos alimenticios, medicamentos para la disfunción eréctil, medicamentos para perder peso, cremas y ungüentos en diferentes formulaciones para las afecciones en la piel, cremas para embellecer el rostro, analgésicos y anti-inflamatorios, anticonceptivos, hormonas (inyectables) vendidas en el mercado negro para aumentar virilidad y aumento de la masa muscular a personas que van a gimnasios.