Jornada será la mayor de la historia, con 1,2 millones de dosis disponibles

Por: Ángela Ávalos 22 abril, 2016
Análisis de la CCSS concluyen que los adultos mayores y los niños son los más beneficiados con la vacunación contra la gripe, pues internamientos y defunciones han bajado sustancialmente desde el 2004 tras las campañas nacionales. | ARCHIVO
Análisis de la CCSS concluyen que los adultos mayores y los niños son los más beneficiados con la vacunación contra la gripe, pues internamientos y defunciones han bajado sustancialmente desde el 2004 tras las campañas nacionales. | ARCHIVO

La campaña nacional de vacunación contra la influenza más grande que se haya hecho hasta ahora en el país, empezará el lunes 2 de mayo, y está previsto que dure unas seis semanas.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) hizo el anuncio este jueves y prometió que 1,2 millones de dosis serán distribuidas en todos los centros de salud, tanto Ebáis como clínicas y hospitales públicos.

Las primeras dosis de estas vacunas ya ingresaron al país y fueron sometidas a control de calidad en los laboratorios de la CCSS, confirmó la gerenta de Logística, Dinorah Garro.

Entre los grupos de riesgo a los cuales está dirigida esta campaña, figuran los niños entre los seis meses y tres años, y los adultos mayores de 60 años, independientemente de la condición de riesgo.

Refuerzo. Costa Rica cambió la temporada de vacunación contra este virus desde el año pasado, luego de que en la última década se vacunara en octubre.

Varios estudios demostraron que las cepas de influenza circulantes corresponden más a las del hemisferio sur que a las del hemisferio norte, y por eso se decidió variar la programación para abril y mayo de cada año.

De acuerdo con análisis de la CCSS, este proceso de vacunación contra la influenza o gripe común redujo en un tercio la cantidad de hospitalizaciones y la mortalidad por enfermedades respiratorias y neumonía.

Según publicó La Nación hace un año, al darse a conocer esos datos, los menores de cinco años y los adultos mayores han sido los principales beneficiados con estas medidas de salud pública, que se han aplicado desde el 2004.

En 11 años, los internamientos infantiles por complicaciones debido a la gripe bajaron en un 35%; la mortalidad descendió un 33%.

En el caso de los adultos mayores, para ese mismo periodo (2004-2014) se registró una baja de un 10% en las hospitalizaciones y de un 28% en la mortalidad.

Embate. Entre finales de diciembre del 2015 y febrero pasado, el país experimentó un pico tardío en infecciones respiratorias agudas graves (IRAG).

La situación puso a correr a los hospitales del país, donde se registraron cientos de enfermos en consulta e internamiento.

El pico se detectó en el Hospital San Carlos, donde se reportaron las primeras muertes y donde también los funcionarios llamaron la atención por la lenta respuesta inicial de la Caja.

Aunque el Ministerio de Salud y la CCSS todavía no han dado el informe final con un análisis de situación, durante la emergencia se encontró que muchas de las víctimas mortales no fueron vacunadas contra la influenza.

Además, se supo que los funcionarios de salud tampoco se aplicaron la dosis.

Vicenta Machado Cruz, responsable del Programa de Inmunizaciones de la CCSS, hizo un llamado a la población objetivo para que llegue a los diferentes servicios de salud para vacunarse.

Para las personas que no forman parte de los grupos prioritarios en la Caja, la vacuna está disponible en las farmacias privadas. Es la cuadrivalente FluQuadri, que protege contra dos cepas del virus de influenza A y dos cepas del virus de influenza B.