17 mujeres requirieron traslado el fin de semana; enfermeros advierten sobre riesgos

Por: Ángela Ávalos 5 abril, 2016

La falta de ginecólogos para hacer las guardias los fines de semana, obliga al Hospital San Rafael de Alajuela a trasladar a un grupo importante de parturientas al Hospital México.

Solo entre sábado y domingo pasados, 17 mujeres fueron llevadas en ambulancia al hospital de La Uruca, en San José, con los riesgos que este tipo de traslados conlleva para madre e hijo, según advirtieron enfermeros de ese hospital.

En Alajuela se atiende un promedio de 15 partos diarios. De ellos, alrededor de un 15% requerirían la presencia de un médico especialista en ginecoobstetricia por la complejidad del parto, y un 25% termina en cesárea, dijo el enfermero obstetra Mauricio Arce Barrantes.

Jeison Mora Granados, también enfermero obstetra de ese hospital, tuvo bajo su responsabilidad hacer dos tralados la madrugada de este lunes.

"Hicimos 17 traslados y casi que la mayoría lo hicimos con enfermeras obstetras, con pacientes en fase expulsiva, de alto riesgo y sin el mínimo requerimiento de seguridad para las ambulancias. Nosotros abogamos por la responsabilidad legal. ¿Qué pasa si se presenta una emergencia en un traslado y no hay un ginecólogo presente?", dijo Mora.

La Dirección Médica del San Rafael admite que hay faltante de especialistas en Ginecología para los turnos de fin de semana, no así para las guardias que se hacen de lunes a viernes.

A pesar de ser un edificio relativamente nuevo, el Hospital San Rafael enfrenta muchas carencias. La principal, falta de personal para dar abasto con la demanda.
A pesar de ser un edificio relativamente nuevo, el Hospital San Rafael enfrenta muchas carencias. La principal, falta de personal para dar abasto con la demanda.

Según el director médico, Francisco Pérez Gutiérrez, el Hospital San Rafael cuenta con seis y medio plazas de médico ginecoobstetra.

De estos médicos, informó Pérez, solo cinco hacen guardia entre semana (laboran después del horario habitual, de 7 a. m. a 4 p. m.) y se turnan ese rol los fines de semana.

"No podemos obligarlos (a los médicos especialistas) a hacer guardias. Ninguna ley me permite obligarlos a trabajar extras. ¿Qué hemos hecho? Coordinar con el México para enviar allá a todas las pacientes que vengan en labor de parto. Lógicamente, lo hacemos después de que ha sido valorada por un médico general o por un enfermero obstetra", explicó Pérez.

Este hospital espera el ingreso de dos especialistas más. Una entraría el lunes y otra en mayo. Sin embargo, dos de los que ya tienen se han incapacitado por maternidad, informó Pérez.

Sobre los eventuales riesgos, el director médico reconoció que existe la posibilidad.

"Ante lo imposible no podemos hacer nada, si no contamos con el recurso no podemos cubrir el servicio. La gran limitación es el recurso médico", admitió Pérez.

A principios del año pasado, el Hospital San Rafael protagonizó un paro de labores al que tuvieron que hacer frente las autoridades de la Caja.

En ese momento, los trabajadores demandaron más recurso humano para el área de Enfermería y Ginecoobstetricia, y el reforzamiento de la atención en el servicio de Emergencias.

Algunos de los compromisos asumidos por la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) se han ido cumpliendo, según han reconocido trabajadores y autoridades del hospital.

Pérez espera que con la llegada de dos nuevas ginecólogas la situación de los traslados se alivie.