Por: Ángela Ávalos 15 julio, 2014

Hubert May Cantillano, abogado de varias parejas en el caso de fertilización in vitro , solicitó a la Corte Interamericana de Derechos Humanos declarar el incumplimiento del país de la sentencia emitida sobre el tema en 2012.

La petición fue planteada el 10 de julio anterior, informó May en un comunicado de prensa.

En el documento, el representante legal también pide a la Corte informar a la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) la situación.

En el oficio dirigido a Pablo Saavedra Alessandri, secretario de la Corte Interamericana, May se queja de que la sentencia que obliga al Estado costarricense a adoptar, en forma expedita y oportuna, las medidas para levantar la prohibición de la fecundación in vitro “aún no han sido acatadas por los tres poderes estatales ni por la institución pública encargada de velar por la salud de las personas, la Caja Costarricense de Seguro Social”.

Marcela Leandro y Gerardo Mejía concibieron a su hijo, Rubén, mediante fertilización in vitro. | ARCHIVO/MARCELA BERTOZZI
Marcela Leandro y Gerardo Mejía concibieron a su hijo, Rubén, mediante fertilización in vitro. | ARCHIVO/MARCELA BERTOZZI

“El Poder Legislativo no ha honrado el compromiso de acatamiento de la sentencia”, afirma May en el oficio.

El abogado se queja del proyecto de ley 18.824 , que, entre otras normas, pretende prohibir a las mujeres solteras la realización de esa técnica utilizada en personas con problemas de fertilidad.

Preocupación. En junio anterior, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) manifestó su preocupación por la falta de avance del país para cumplir el fallo emitido en noviembre del 2012 .

La Corte condenó al Estado costarricense por prohibir, en el año 2000, la práctica de la fertilización in vitro, al considerar que atentaba contra la vida del ser humano.

Cuando trascendió el fallo, hace más de año y medio, el ministro de Comunicación de entonces, Francisco Chacón, garantizó el acatamiento en todos sus extremos.