Director del posgrado lanza alerta sobre posible baja en calidad de formación

Por: Ángela Ávalos 18 mayo, 2015

La falla masiva en la primera prueba para optar por una plaza como estudiante de especialidad médica, desató el debate sobre la calidad de la formación que están recibiendo los médicos generales en universidades públicas y privadas.

La alarma la activó el director nacional de posgrado de especialidades médicas, de la Universidad de Costa Rica (UCR), Luis Pastor Pacheco, el 6 de mayo: un 75% de los 2.045 médicos generales que hicieron el examen, lo reprobó.

Apenas 13 profesionales alcanzaron o superaron una nota de 80, y 500 sacaron 62. La nota promedio fue 32,6.

Esa información trascendió en el foro sobre especialidades médicas, organizado por el Colegio de Médicos y Cirujanos y la Academia Nacional de Medicina, dos semanas atrás.

El examen fue en febrero y es parte de las pruebas para quienes optan por una plaza para estudiar una especialidad médica en los hospitales de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). La UCR es la única universidad que coordina el posgrado en Medicina en el país.

Discusión. Cada año, en promedio, salen 600 médicos generales de ocho universidades: una pública (UCR) y siete privadas.

Pastor percibe deficiencias en la formación de esos profesionales en la última década.

En su calidad de director del posgrado, asegura haber visto cómo se arrastran fallos desde los estudios básicos, y citó el ejemplo de cirujanos que llegan a la residencia sin dominar las suturas.

“Evidentemente, si usted no tiene la preparación, existe un riesgo aumentado (para los pacientes). El problema podría solucionarse ya, si tomamos cartas en el asunto y hacemos correcciones importantes. Vamos a hacer un estudio formal del examen para ver cuáles son las áreas con deficiencias”, dijo Pastor.

Reacciones. Alexis Castillo Gutiérrez, presidente del Colegio de Médicos y Cirujanos, comentó que, hace más de tres años, se presentó un proyecto para modificar la ley del Colegio.

Ese proyecto establece, entre otras cosas, el examen de incorporación como requisito para ejercer. La iniciativa, sin embargo, no avanza en el Congreso.

“Claro que el Colegio de Médicos tiene dudas respecto a la formación de médicos generales, sobre todo por las denuncias y quejas que recibe a través de la Fiscalía”, mencionó Castillo.

“De momento, ya se tomó la determinación de evaluar a todos los médicos internos y estudiantes de quinto año con un examen común para todos, sin discriminación de universidad, para valorar su preparación”, dijo, y agregó que se hará desde este año.

Para Lizbeth Salazar Sánchez, directora de la Escuela de Medicina de la UCR, la prueba de febrero no es para valorar si el médico general está o no bien formado. Tampoco evalúa la calidad de la formación en Medicina del país.

“Es solo para seleccionar a los médicos generales más aptos para entrar a las especialidades médicas”, aclaró Salazar. En su Escuela, estudian 900 personas, y se gradúa un centenar al año.

El rector de la Universidad de Ciencias Médicas (Ucimed), Pablo Guzmán Stein, criticó la validez estadística del examen y defendió la calidad de quienes salen de allí; unos 150 al año.

Por su parte, el decano de la Facultad de Ciencias de la Salud, de la U Latina, Néstor Azofeifa, sostuvo que los médicos egresados de esta universidad tienen el perfil que necesita el país.

De las ocho universidades que dan Medicina, cinco están acreditadas ante el Sistema Nacional de Acreditación de la Educación Superior ( Sinaes ).