Por: Ángela Ávalos 6 mayo, 2015

Más de 46.500 ticos pasaron varias semanas sin un medicamento llamado gemfibrozil, necesario para reducir y controlar los triglicéridos en el organismo (grasas dañinas).

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) detectó un problema de calidad en uno de los lotes del medicamento y no lo puso a circular en farmacias.

Según un comunicado de prensa de la institución, se hicieron las gestiones para que el proveedor trajera un producto que cumpliera con todas las pruebas de calidad.

Ya ese lote está en el país y empezó a ser distribuido en estos días, por lo que los asegurados podrán retirarlo de las farmacias a partir de la próxima semana.

De acuerdo con registros de la Caja, cada año se despachan más de 33 millones de pastillas de gemfibrozil para 46.500 personas que las necesitan para el control de triglicéridos.

La cantidad de medicamento que se trajo alcanzará para satisfacer la demanda de dos meses, informó la gerencia de Logística. “La Gerencia realizó todas las gestiones para obtener el producto de calidad en el menor tiempo posible y es satisfactorio anunciar que estará disponible muy pronto para los que tienen alguna receta pendiente de retiro”, afirmó Dinorah Garro, gerente de Logística de la Caja.