Este es la tercera vez que trasciende la paralización del equipo este año

Por: Ángela Ávalos 16 mayo, 2016

El único tac del Hospital México volvió a dejar de funcionar el 9 de mayo, generando una nueva lista de espera de 415 enfermos hasta este lunes, confirmó la vocera de prensa de ese centro de salud, Susana Saravia.

Este es el tercer fallo del 2016 que se hace público en un equipo que lleva los últimos ocho años trabajando 24 horas. No se pudo conocer la razón del nuevo desperfecto, y según el hospital, se espera volver a ponerlo a funcionar en el transcurso de esta semana.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) asegura que gestiona la compra de un nuevo aparato, cuya inversión inicial se calcula en $2 millones.

A finales de enero, un daño en el colimador (parte que descompone la luz para poder leer las imágenes) obligó a sacarlo de operación pues se ponía en riesgo la calidad de los diagnósticos para enfermedades como el cáncer.

Equipos dañados agudizan crisis en el Hospital México
Equipos dañados agudizan crisis en el Hospital México

En ese momento, el jefe del servicio de Radiología, Carlos Quirós Ortiz, informó de que había 2.000 personas en espera de tac.

De acuerdo con la encargada de prensa del Hospital México, las 415 citas que se han dejado de dar desde el 9 de mayo, se irán sacando con ayuda de los hospitales Calderón Guardia y San Juan de Dios --ambos en San José--, y el San Vicente de Paúl, en Heredia.

"Los pacientes hospitalizados y de emergencias serán cubiertos por el Calderón, San Juan y Heredia. En el de Heredia se venía trabajando de 4 p.m .a 10 p.m. para sacar la presa por fallos anteriores y se hacía con personal del México.

"Una vez que el tac del hospital se arregle, se recibirán 6 pacientes de recargo por día, unos 30 por semana. Los jueves, en Heredia, se piensa sacar los de listas de espera", explicó Saravia.

Paciente en espera. Maribelle Quirós está en esa lista de 415 pacientes a quienes no les hicieron el tac por el daño.

Esta vecina de Tibás, en San José, es sobreviviente de una isquemia cerebral que la afectó en diciembre de 2014.

Como parte de su control médico, en julio de 2015 el neurólogo le indicó un angiotac para precisar el diagnóstico y clarificar el abordaje del caso.

"Él me dio cita a un año y pidió el examen, el cual tramité de inmediato pero me dijeron que volviera en diciembre pues no estaba abierta la agenda del 2016. En diciembre, me dijeron que llamara en enero, mes en que volví y me indicaron que regresara en abril por faltar seis meses para la cita.

"Volví a inicios de abril y me dieron cita a seis semanas, el martes 17 de mayo a las 7 a.m. Hoy (lunes 16 de mayo) me llaman y me comunican de manera muy amable, no lo puedo negar, que dado que el tac se descompuso hace semana y media, deben suspenderme la cita. Si no lo reparan a tiempo llegaré a mi cita de Neurología el 1.° de junio sin el resultado del angiotac solicitado un año atrás", expresó Quirós.