Entre las áreas más críticas están Ortopedia, Otorrino y Oftalmologíatan

Por: Ángela Ávalos 2 octubre, 2016

La crisis no solo la generan las listas de espera en cirugía; hay, al menos, 180.000 enfermos que llevan esperando más de tres meses para tener su primera cita con el médico especialista.

El dato lo reveló este viernes Mario Devandas Brenes, directivo de la CCSS, en un foro organizado por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Este foro cerró la Semana de Salud Pública, que analizó los retos más importantes para la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), en su 75 aniversario; entre ellos, las listas de espera en hospitales.

Devandas, quien representa al sector laboral en ese órgano directivo, explicó que la cifra fue conocida por la Junta el jueves y aclaró que los datos no son los más confiables porque los hospitales siguen en problemas para llevar esos registros.

“Todavía hay centros que los guardan a mano. Los más avanzados tienen algún sistema como Excel”, mencionó Devandas.

Además, según reconoció, existe la costumbre extendida en los hospitales de no programar fechas para los procedimientos y esto hace que las personas que requieren la atención, pero no la tienen programada, pasen a formar parte de una nebulosa cuya magnitud nadie conoce.

Los últimos datos de la Gerencia Médica de la Caja daban cuenta de unas 150.000 personas que se hallan en espera de cirugía. Las cifras de exámenes médicos, principalmente ultrasonidos, todavía se está depurando.

De acuerdo con Devandas, 11.000 personas ingresan cada mes a la lista quirúrgica, donde las especialidades más críticas son Ortopedia, Oftalmología, Otorrino y Dermatología.

Las listas de espera fueron calificadas como “un problema grave” por el director.

Según él, con gran entusiasmo, se anuncian reducciones en los plazos de espera.

Puso como ejemplo, de manera un tanto irónica, los 183 días que, en promedio, se debe aguardar para una cirugía ambulatoria (sin necesidad de internamiento), y los 251 días promedio para tener una programada.

Puntos críticos. El directivo de la Caja sostiene que, a lo interno de la Junta, preocupan varios temas de gestión institucional. Mencionó la falta de un sistema integrado de información y de evaluación para la toma de decisiones estratégicas.

Tampoco, dijo, está claro el papel del director médico y del administrador de un hospital.

El director de la Escuela de Salud Pública, Mauricio Vargas Fuentes, dijo que los temas de la Caja son complejos. “A sus 75 años, a la institución le llegó el momento de tomar medidas de preservación. No se puede cambiar haciendo lo mismo”, advirtió. Entre los temas medulares, agregó, está definir los alcances del seguro de salud y transformar tanto el modelo de atención como el de organización.