Consulte con su médico antes de caminar, coma liviano y tome líquido

Por: Irene Rodríguez 30 julio, 2013

Muchas personas emprenderán en estos días peregrinajes de más de 20 kilómetros cuando no están acostumbrados a caminar o a hacer ejercicios.

La romería es asunto de fe, pero también puede exponer la salud de las personas si estas no se cuidan o exigen a su cuerpo más allá de sus propios límites.

Especialistas en educación física, nutrición y medicina interna aseguran que este esfuerzo físico no es para cualquier persona y que antes de realizarlo, deben tomarse algunas precauciones.

Si estas medidas no se adoptan, los caminantes pueden sufrir lesiones, deshidratarse o incluso descompensarse.

“Sobre todo gente con enfermedades crónicas debe consultar al doctor antes de ir de romería”, indicó el médico Carlos Ramos.

“Un profesional de salud le dará consejos de qué hacer; desde la distancia por caminar, la hora, el ritmo o aconsejarle que, por salud, mejor no haga la romería”, agregó.

El especialista añadió que tampoco es recomendable llevar niños, pues no están preparados para tanto esfuerzo físico.

Preparación. Para el educador físico Edwards Matarrita, una caminata como estas representa una exigencia muy fuerte para el cuerpo, lo que debe tomarse en cuenta con la seriedad del caso.

“No es un asunto de solo ponerse tenis, ropa de ejercicios y salir a caminar. Si uno no está preparado, puede afectar la salud”, explicó.

 Keneth Romero, Gerald Badilla, Cesar Leiva y Carlos Badilla comenzaron ayer su caminata desde Pérez Zeledón. Cientos de generaleños avanzan hacia Cartago. | ALEJANDRO MÉNDEZ
Keneth Romero, Gerald Badilla, Cesar Leiva y Carlos Badilla comenzaron ayer su caminata desde Pérez Zeledón. Cientos de generaleños avanzan hacia Cartago. | ALEJANDRO MÉNDEZ

¿Qué hacer y qué no hacer? Para Matarrita es importante que las personas se tomen de 10 a 15 minutos antes de salir para realizar ejercicios de estiramiento y calentamiento a fin de preparar el cuerpo. También es importante estirar una vez finalizada la caminata.

“Si va a hacer alguna parada para descansar, es mejor que esta no tome más de 10 minutos porque el cuerpo vuelve a enfriarse. Una vez que retome la actividad física, debe estirar nuevamente. Así previene lesiones”, manifestó Matarrita.

El especialista añade que es necesario usar ropa cómoda y zapatos adecuados para caminar, así como tomar en cuenta la hora en la que usted realizará la peregrinación.

Si camina en la mañana, no olvide el bloqueador solar y un sombrero; si va en la noche, lleve pantalones largos y abrigo porque la temperatura puede bajar a 15 °C.

Los expertos coinciden en que es importante mantener un paso que no implique alcanzar al primero o esperar al último del grupo. La clave está en dosificar las fuerzas según la capacidad de cada uno.

¿Cómo alimentarse? Para la nutricionista Gabriela Arguedas, las personas incurren en dos errores nutricionales: uno es comer en exceso para aguantar todo el trayecto hasta la basílica y el otro es, más bien, casi no comer para evitar problemas digestivos.

“Tanto uno como otro traen problemas digestivos. Lo ideal es consumir cereales, frutas y verduras, una carne blanca unas horas antes de salir. Eviten alimentos muy grasosos, muy azucarados o bebidas gaseosas”, explicó.

“No olvide hidratarse. Lleve agua o bebidas hidratantes y vaya tomándolas poco a poco. Si espera a sentir sed, su cuerpo ya estará deshidratado”, agregó.