Adujo que su salida de la agrupación oficialista responde a asuntos de salud y trabajo

Por: Esteban Mata Blanco 3 septiembre, 2014
Rodrigo Alberto Carazo Zeledón, de 66 años, ganó ayer con 46 votos la presidencia del PAC en la Asamblea Nacional que la agrupación celebró en el auditorio de la sede de la Conferencia Episcopal, en San José. | GERMAN FONSECA
Rodrigo Alberto Carazo Zeledón, de 66 años, ganó ayer con 46 votos la presidencia del PAC en la Asamblea Nacional que la agrupación celebró en el auditorio de la sede de la Conferencia Episcopal, en San José. | GERMAN FONSECA

Rodrigo Alberto Carazo presentó la tarde de este miércoles su renuncia a la presidencia del Partido Acción Ciudadana (PAC), dos meses después de ser electo en el cargo.

Carazo, abogado de profesión, asumió esta responsabilidad el pasado 28 de junio y dejará el puesto el próximo viernes aduciendo asuntos de salud y trabajo.

"Esta vez me equivoqué. No medí la magnitud del involucramiento, ha sido tan intenso... No puedo continuar con la responsabilidad de la presidencia del Partido, sería irresponsable hacerlo y redundaría a corto plazo, en una desmejora en mi desempeño", dice la carta de dimisión que hizo pública esta tarde.

Sin dar mayores explicaciones, el exdiputado (2002-2006), habló con sus compañeros de comité ejecutivo en la sede central de la agrupación en Barrio La Granja, e informará en horas de la noche a la comisión política del PAC.

Rodrigo Alberto Carazo a su llegada a la sede del PAC en barrio La Granja, en Montes de Oca.
Rodrigo Alberto Carazo a su llegada a la sede del PAC en barrio La Granja, en Montes de Oca.

Posteriormente, su salida la debe oficializar ante la Asamblea Nacional del Partido que se reunirá el próximo sábado en el auditorio de la Conferencia Episcopal.

Carazo deja su cargo justo cuando el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) empieza la revisión de la liquidación de gastos del PAC por la campaña que llevó a la presidencia de la República a Luis Guillermo Solís.

Durante los dos meses que duró en el cargo tuvo que enfrentar varios escándalos, como los pagos por ¢117 millones que se le hicieron al abogado y dirigente, Jorge Sibaja, por autenticar documentos de manera innecesaria.

Además, los ¢75 millones en premios que se le depositaron al estratega de Solís, Iván Barrantes, y los ¢325 millones que se le giraron a la firma Producciones Jaulares, tras duplicar los gastos en eventos proselitistas para la segunda ronda.

El también exdefensor de los Habitantes y economista fue electo en el puesto por dos años, tras obtener 46 de 49 votos de los asambleistas. Fue el único postulante.