En actividad proselitista del fin de semana pasado, Hernández llevó a su esposa a un encuentro con aspirante presidencial y lo saludó, pero no se quedó al evento

Por: Aarón Sequeira 23 enero, 2014
Rodolfo Hernández ganó la contienda en el PUSC para ser candidato presidencial. Tras renunciar en setiembre a esa aspiración, evita pronunciarse a favor de algún aspirante, pese a que su familia está con el libertario Otto Guevara.
Rodolfo Hernández ganó la contienda en el PUSC para ser candidato presidencial. Tras renunciar en setiembre a esa aspiración, evita pronunciarse a favor de algún aspirante, pese a que su familia está con el libertario Otto Guevara.

El excandidato presidencial socialcristiano Rodolfo Hernández evita, a toda costa, expresar abiertamente si apoya o no al aspirante del Movimiento Libertario, Otto Guevara, pese a la cercanía de su familia con el dirigente rojiblanco.

La Nación conversó esta tarde con Hernández, director del Hospital Nacional de Niños, quien aseguró que una vez que se escoja el nuevo presidente de la República, estaría anuente a ayudarlo.

Esta misma tarde, el medio digital AmeliaRueda.com publicó declaraciones de Guevara en las que aseguró que nombraría al médico como asesor en temas de atención de la salud, en caso de ganar las elecciones nacionales el próximo domingo 2 de febrero.

Consultado sobre esa declaración, Hernández se mostró anuente a colaborar con el futuro gobernante. "Yo, como ciudadano responsable, si requieren ayuda mía, no se la voy a negar", manifestó.

Familia con Guevara

La familia de Hernández no solo anunció su apoyo a Otto Guevara, sino que está trabajando de cerca con el aspirante libertario.

El fin de semana anterior, Hernández llevó a su esposa, Marcelle de Mezerville, a un evento proselitista de Guevara en San Carlos.

El vehículo que conducía el médico tenía varias calcomanías de Guevara, sin embargo él solamente dejó a su esposa y se fue del sitio.

Más tarde, una vez que concluyó la actividad electoral, llegó a recoger a su familia.

Consultado al respecto, el exaspirante del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) rechazó que eso signifique una cercanía con el candidato libertario.

Añadió que el vehículo que iba manejando no es de su propiedad. "¿Existe alguna ley que me impida circular libremente?", alegó el excandidato.

En cuanto a la cercanía de su familia con Guevara, aseguró que respeta las decisiones de las personas. Agregó que prefiere no opinar sobre política y dedicarse por entero a su trabajo en el Hospital de Niños.